Cómo vive el día a día una de las enfermeras que atiende casos de coronavirus en Roca → RocaNoticias.com Cómo vive el día a día una de las enfermeras que atiende casos de coronavirus en Roca

Cómo vive el día a día una de las enfermeras que atiende casos de coronavirus en Roca

Clic para descargar desde Google Playstore la APP Android de RocaNoticias.com - Todas las noticias en un solo lugar
Laura Rivera tiene 36 años, es licenciada en Enfermería y trabaja hace cinco años en el hospital de Roca en el servicio de Emergencias. Ella es una de los 800 trabajadores de salud del hospital de Roca, afectados a la pandemia.

Si bien reconoce que tuvo días difíciles, jamás pensó estar hoy en la primera línea de una batalla. Nunca se imaginó ocupar un puesto así y estar inmersa en una guerra por la salud, esa que impuso el coronavirus a escala mundial.

El covid-19 es una amenaza las 24 horas los 7 días de la semana, multiplicada al cuadrado para los trabajadores de la salud quienes no pueden quedarse en su casa. Es el caso de Laura, quien tuvo que aprender a convivir -sin posibilidad de vacilaciones- con el coronavirus.

Con el correr de los días, la idea de que este enemigo invisible estaba en todos lados, dejó de ser una abstracción para convertirse en un hecho: ella misma empezó a recibir, atender y cuidar a pacientes sospechosos de Covid-19 en Roca, de los cuales algunos terminaron siendo positivos.

Laura está cumpliendo funciones en la capilla del hospital Francisco López Lima, donde hoy funciona el Consultorio de Respiratorios. Allí concurren todas las personas que tienen síntomas o afecciones respiratorias, quienes reúnen los criterios de paciente sospechoso y/o positivos.

Foto: Gonzalo Maldonado

Poco a poco, junto a su grupo de trabajo, empezó a atender pacientes sospechosos y le tocó ir a buscar pacientes positivos a sus casas para ser internados, luego de los resultados del test.

“Se los va a buscar en ambulancia, coordinadamente con el paciente. Ellos esperan preparados con su mochila y ropa. A veces se les hace un laboratorio o una placa y de ahí se los aísla y queda internado”, comentó la enfermera.

Luego de dos meses de estar en primera línea de batalla, Laura aprendió muchas cosas y explica todo con detalles, preocupada porque la gente entienda y habla, tratando de no perder la ternura.
Nunca tuve miedo de contraer el virus, en mi caso, pero si sentí angustia de ver mal a mi paciente, miedo por la familia, los hijos, los abuelos”
Laura Rivera, enfermera Consultorio de Respiratorios, hospital López Lima


Creo que no tener miedo, es algo del personal de salud. Sino, no se como haríamos”, confesó. “Yo creo que si hacemos bien las cosas, no hay que temer”, agregó la joven egresada de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional del Comahue, en Allen.

“Al principio fue todo una incertidumbre, todo iba cambiando hora a hora”, dijo, pero comentó que alcanzaron un cierto grado de estabilidad cuando empezaron a aplicar y aprender el manejo de situaciones y procedimientos mediante protocolos.

Pero en la práctica, trabajan con seres humanos y cada paciente es un mundo. No hay un protocolo para cada uno. Por eso en el día a día, los trabajadores de la salud se encuentran no solo teniendo que atender y dar información correcta, sino también teniendo que contener.

“Siempre se trata de dar ánimo y alentar, porque el estado de ánimo tiene que mucho que ver con la recuperación”, contó Laura. En el caso de que el caso sospechoso termine resultando negativo, explicó que se los felicita y se los alienta a seguir cuidándose.
El miedo sobre uno mismo se controla, pero algunas barreras caen cuando se trata de la familia y más cuando está repartida geográficamente. Para Laura es un nudo en la garganta cada vez que habla de ellos.
“Tengo parte de mi familia en Allen, en Regina. Mi papa tiene 74 años y vive solo. Cada vez que hablamos, es muy difícil. Se pone dificil despues de tantos días de cuarentena, esperando que esto termine pronto para poder abrazarlos. Es todo para el bien de ellos y de todos”, opinó.

Protocolos y cuidados

“Hay protocolo para todo. Cómo ponerse y cómo sacarse los elementos de protección personal, cómo abordar al paciente internado, a la familia. Es todo un tema”, aseguró.

Con los simulacros de colocación y extracción de los Elementos de Protección Personal aprendieron mucho. El camisolín, el barbijo, guantes, las antiparras y la máscara facial son los escudos que los protegen a ellos y a los pacientes, del virus.

“Se comprobó que el riesgo para el personal de salud de infectarnos es cuando nos retiramos los elementos. Va todo con técnicas específicas. Hemos practicado mucho.

Mientras uno se viste, el compañero lo observa y nos vamos corrigiendo”, comentó Laura, quien trabaja todos los días junto a cuatro enfermeros y unos tres médicos.


El calzado que utilizan es de uso hospitalario, no lo llevan a su casa. Lo mismo sucede con el uniforme, queda en el hospital y al día siguiente lo reciben limpio para empezar una nueva jornada laboral.

Trabajan con un diagrama de 24 x 72 horas y siempre en grupos con los mismos integrantes, porque si uno se infecta, es ese grupo de trabajo el que quedaría en aislamiento y no todo el servicio. “Esto ayuda a prevenir un contagio masivo”, explicó la enfermera.
  • El bono de 5.000 pesos que se iba a pagar al personal de salud por Decreto Nacional aún no se abonó en la provincia. “No se sabe fecha de cobro hasta el momento”, expresó Laura.

Consultorio de respiratorios

Si el paciente tiene síntomas o hace un cuadro respiratorio como dolor de garganta, tos, fiebre o malestar general, va a la capilla dentro del predio del hospital (consultorio de Respiratorios) que funciona de lunes a domingo de 9 a 21 horas. En estos casos no deben ir a la guardia.

“Si bien ha disminuido el tema de los casos sospechosos, igual se sigue trabajando porque con el cambio de clima aparecen las neumonías, las enfermedades típicas del invierno. Los que llegan son evaluados y se les da los pasos a seguir”, sostuvo Laura.

Recomendaciones

  • Mantener los cuidados básicos: lavado de manos, distanciamiento social, no saludar, no tomar mates ni compartir botellas.
  • Adecuado uso de barbijo, ya que es muy frecuente ver a las personas usándolo por debajo de la nariz.
  • Lavar utensilios, limpiar los productos que se compran en el supermercado.




#Roca #RioNegro #Noticias
May 25, 2020 at 07:45AM vía la comuna

Dejar un comentario


Noticia Anterior Noticia Siguiente