Los números de Roca, donde uno de cada cuatro test de covid-19 dio positivo → RocaNoticias.com Los números de Roca, donde uno de cada cuatro test de covid-19 dio positivo

Los números de Roca, donde uno de cada cuatro test de covid-19 dio positivo

Clic para descargar desde Google Playstore la APP Android de RocaNoticias.com - Todas las noticias en un solo lugar

Todos los números del covid-19 en Roca muestran valores superiores al promedio provincial.

Un informe oficial que se conoció ayer indica que, con 94 casos confirmados desde que comenzó la pandemia, la Tasa de Incidencia General es de 87 por cada 100.000 habitantes, cuando en Río Negro es de 65,6. La letalidad es del 5,3%, mientras que el global provincial es de 4,84%. Y el tiempo de duplicación de casos activos es de 10 días.

La mayor tasa de Incidencia se presenta en el grupo de 20-29 años y hay un predominio de casos en el rango de 20-69 años.

En tanto, en el grupo de 50 años y más se notificaron 24 casos positivos, dentro de los cuales están los cinco fallecidos hasta el momento.

El total de testeos hasta el momento del informe era de 402, con una positividad elevada: 23,3%, cuando el promedio provincial es de 12,9%.

Ante ese panorama, el gobierno rionegrino difundió esta semana una estrategia de rastreo intensivo para detectar casos sospechosos de covid-19 en los barrios de Roca. Los equipos, nutridos con voluntarios reclutados por autoridades del hospital, comenzaron sus tareas el martes por la tarde en la zona norte.

Sin embargo, detrás de esa acción –que se exhibe enérgica y decidida– aparecen contradicciones, marcadas por el propio personal de Salud Pública que realiza vigilancia epidemiológica desde la hora cero de la pandemia en la provincia.

Entre esos agentes hay dudas sobre los criterios para actuar ante los contactos estrechos de un paciente con diagnóstico confirmado.

“Antes nos pedían que preguntemos a cada persona contagiada por sus contactos durante los últimos 14 días, entonces salíamos a buscar a todas esas personas para cortar la cadena. Pero ahora la instrucción es salir a buscar a los contactos de las últimas 48 horas. Sin dudas, eso provocará una baja en el número de aislados en la ciudad, pero para nada quiere decir que bajará el número de contagios”, advirtió un integrante del equipo que dialogó con RÍO NEGRO.

Y para ratificar sus palabras aportó un dato: el martes, entre los 13 testeos que se hicieron en el laboratorio del López Lima, 11 dieron resultado positivo.

Si ese es el camino elegido, podría darse una ralentización de la curva oficial de casos positivos. Menos contactos estrechos para relevar, menos hisopados, menos positivos por día. Claro que los contagios se producirían igual, pero aparecerían recién cuando esas personas tengan síntomas, si es que los tienen.

Se consultó anoche a la secretaria de Salud, Mercedes Ibero, quien negó cambios en la conducta del ministerio ante los contactos estrechos e indicó que la pesquisa de los 14 días sólo se hace para determinar el nexo epidemiológico de un caso positivo, pero no para identificar contactos estrechos.

Por otra parte, las diferencias en la cantidad de testeos realizados en Roca y en otras ciudades de la provincia también llama la atención de otros profesionales del hospital López Lima.

En ámbitos médicos circuló durante las últimas horas un cuadro comparativo, que muestra que desde el 20 de mayo hasta principios de esta semana en Bariloche se hicieron 259 hisopados, con 32 resultados positivos; mientras que en Cipolletti se analizaron 187 muestras, con 21 confirmaciones de covid-19 y en Roca, con sólo 146 testeos se determinó que 63 personas estaban contagiadas.

La secretaria Iberó dijo que no tenía precisiones sobre ese período, pero sostuvo que los 402 testeos realizados en Roca desde el inicio de la pandemia no eran una cifra baja.

Poca comunicación interna

El otro aspecto contradictorio de la estrategia desplegada por las autoridades sanitarias tiene que ver con el personal utilizado para el “barrido” casa por casa que se anunció esta semana para Roca.

De acuerdo con lo indicado ayer desde ese ámbito, el equipo que hace vigilancia epidemiológica en la ciudad desde el primer día no estaba al tanto sobre esta decisión.

“Nos enteramos el mismo día que empezaron las salidas. Confiamos en las capacitaciones que les dieron, pero fue raro cómo se manejó la decisión”, describió la fuente.

Desde la Dirección de López Lima se había explicado en un comunicado que los nuevos equipos de rastrillaje contarían con la participación de “referentes sociales, en este caso agentes sanitarios y demás personal de Salud”, considerando fundamental ese aporte, “ya que son conocidos y en muchos respetados en los barrios”.

“El personal que hará las visitas es conocido en los barrios, a ellos los reciben en sus casas y son la puerta de entrada al sistema de salud. Por eso es primordial este trabajo”, dijo la directora, Ana Senesi.

  • 402 testeos se realizaron en Roca desde el inicio de la pandemia.
  • 23,3% de los hisopados que se hicieron en la ciudad confirmaron que el paciente tenía covid-19.

Control rígido y extensión de las restricciones en carpeta

Después de un inicio con pocos uniformados y mucho movimiento en las calles, Roca vivió ayer su primera jornada de controles estrictos en la circulación.

La menor cantidad de vehículos fue notoria en el centro de la ciudad y en los puestos de verificación de documentación la Policía y el personal de Tránsito del municipio mostraron una actitud más rígida ante aquellos que no podían justificar su presencia en la vía pública.

Ayer fue el primer día de vigencia de la resolución municipal que estableció la circulación por terminación del DNI, limitando las salidas de los vecinos para las compras de productos no esenciales.

Esa disposición generó cierta confusión en un principio, porque de la redacción de la normativa no surgía claramente quiénes eran los alcanzados por las restricciones. En ese sentido, desde el municipio ratificaron que las prohibiciones son para los clientes y no para los empleados de los rubros autorizados.

Más allá de la tranquilidad por poder seguir trabajando, desde ese último sector también se escucharon críticas, porque el municipio dispuso un horario cortado, de 9 a 13 y de 15 a 19, en  un momento en el que se busca reducir la circulación y -principalmente- cuando la ciudad no tiene transporte público.

En paralelo a los operativos de tránsito, inspectores municipales recorrieron ayer distintos comercios de rubros no esenciales para verificar si estaban atendiendo sólo a personas con terminación de DNI en número par. Este jueves 11 harán lo mismo, para saber si realizan ventas sólo a quienes tienen documentos con finalización impar y así continuarán hasta que se levante esta medida.

¿Cuándo sería eso?

No está definido, pero muy probablemente no sea este viernes, como se dispuso inicialmente.

“Si la situación sanitaria no mejora, seguramente las medidas de restricción serán extendidas. Sobre el fin de semana se convocará una reunión del Comité de Emergencia Sanitaria y se va a esperar un informe de Salud Pública para ver cómo continuar”, respondieron desde el municipio.

Policías de distintas ciudades llegaron a Roca para los operativos. Foto archivo.

Agresiones y equipos de salud diezmados

El número de casos sobre la cantidad de habitantes puede ser bajo. El porcentaje de camas de terapia intensiva ocupadas hasta el momento también está lejos de una cifra preocupante.

Pero la incidencia del covid-19 en los equipos de salud es un dato relevante en Roca, donde no sólo existen planteles diezmados sino que también empezaron a registrarse hechos violentos puertas adentro de las instituciones.

La luz de alarma se encendió ayer, luego de la muerte de una mujer de 79 años que permanecía internada en la Clínica Roca desde el 22 de mayo y que tenía diagnóstico confirmado de coronavirus desde el 8 de junio.

Familiares de esa paciente provocaron destrozos en instalaciones de ese centro privado, convencidos de que la mujer contrajo el virus luego de ser internada por un cuadro de insuficiencia cardíaca.

“Entendemos el dolor expresado por el núcleo familiar de la paciente, ya que una vez recibido el diagnóstico Covid-19 positivo, por protocolo debió aislarse sin mantener ningún tipo de contacto con el exterior”, indicó un comunicado del directorio de la clínica.

Desde la institución indicaron que el origen del contagio es difícil de establecer, porque la mujer estuvo en contacto con personal sanitario, pero también con cuidadores externos que rotaban en sus funciones y además compartió habitación con otra persona sobre quien todavía no se determinó si tiene el virus.

Tras la muerte de una paciente en la recepción de la clínica hubo incidentes. Foto archivo.

La Clínica Roca decidió esta semana el cierre de toda la atención ambulatoria, luego de confirmarse que nueve empleados de la institución (seis enfermeros y tres mucamas) dieron positivo en los test de covid-19.

De acuerdo a los datos aportados desde el directorio, los contagios y los aislamientos obligatorios posteriores hicieron que el plantel de Enfermería se redujera al 50% y el de mucamos al 30% del personal habitual antes de la pandemia.

“No dejamos de trabajar. Estamos abocados a los pacientes que aún tenemos internado. La idea es bloquear la situación epidemiológica y que en 7 o 10 días podamos estar operativos nuevamente, porque la demanda es alta y esto afecta al resto del sistema sanitario de la ciudad”, indicaron los referentes de la clínica.

Los directivos también dijeron que entendían el estrés que atraviesa su personal y el de las otras dos instituciones de la ciudad, asegurando que están trabajando para dar una respuesta rápida ante la angustia de los agentes y profesionales.

Pero no sólo el sector privado padece el avance de la pandemia. Ayer también trascendió que seis trabajadores del hospital López Lima dieron positivo.

Los casos fueron detectados entre el jueves y el viernes de la semana pasada, y a partir de ese momento se extremaron aún más los cuidados separando a los contactos estrechos.

Los casos confirmados serían los de una médica, cuatro enfermeros y una mucama.

Cabe recordar que también una enfermera dependiente del hospital de Roca -pero que cumplía tareas en la Terapia Intensiva Pediátrica en Allen- dio positivo la semana pasada y que por esa razón todo el servicio se mantiene cerrado.

Finalmente, el área de Cuidados Paliativos de Roca también dejó de funcionar en sus dependencias habituales.


Sumáte a nuestras Redes Sociales con información al instante:

Dejar un comentario


Noticia Anterior Noticia Siguiente