12 de octubre: un día para rescatar las raíces → RocaNoticias.com 12 de octubre: un día para rescatar las raíces

12 de octubre: un día para rescatar las raíces

Clic para descargar desde Google Playstore la APP Android de RocaNoticias.com - Todas las noticias en un solo lugar
Una fecha para conmemorar

El 12 de octubre se conmemora el Día del Respeto a la Diversidad Cultural.

La fecha se instituyó para promover la reflexión respecto de la interculturalidad en Latinoamérica y el reconocimiento y respeto por los derechos humanos de los pueblos originarios.

Jaime Carriqueo (39) es comunicador mapuche. Nació en Valcheta y es el menor de cuatro hermanos. Su madre es de Blancura Centro, y su padre era de Quepu Niyeu. Ambos mapuches, de aquellas familias que luego de la Campaña del Desierto quedaron dispersos en distintos lugares, con una economía de subsistencia muy precaria. Los conflictos étnicos no sólo produjeron pérdidas importantes de vidas humanas, sino también culturales, provocando el olvido de conocimientos ancestrales. “La Campaña del Desierto terminó con la organización de nuestro pueblo. Mis abuelos hablaban mapuzungun, pero mezclado con el castellano y ya no practicaban nuestra espiritualidad, nuestras ceremonias” indicó Jaime Carriqueo.

Al fallecer su padre, la familia de Jaime se mudó a Roca y con el correr de los años, conformaron la comunidad mapuche urbana Elel Quimun que trabaja en el rescate de la cultura ancestral. Aprenden el mapuzungun a la vez que conservan y transmiten el sistema de valores y creencias de su pueblo. “Los mayores iban partiendo y era necesario rescatar el conocimiento que atesoran. Nuestra comunidad fue parte de la creación de la “cátedra libre de idioma y cultura mapuche, que actualmente funciona en la Facultad del Comahue”, comentó.

Elel Quimun está compuesta por más de 15 familias y tienen un poco más de cinco hectáreas en la zona ribereña. Se asientan en un territorio lindante con la localidad de Guerrico. Está compuesta mayormente por sus tíos, hermanos, primos y sobrinos que refuerzan su identidad en el día a día, con el diálogo y prácticas que recuperaron en el contacto con otras comunidades.
"La escuela ha hecho un gran trabajo para borrar la diversidad y, deconstruir eso, no es nada sencillo”.
Jaime Carriqueo, comunicador cultural mapuche
Al interiorizar estereotipos de inferioridad, los ancianos y mayores de su familia no enseñaron el mapudungun a sus hijos, para que no se los discriminara socialmente.

La sociedad occidental pregonaba que nuestra cultura era lo que atrasaba. Por eso nuestros mayores se guardaron mucho”, reflexionó Carriqueo. Ni bien comenzaron a agruparse los jóvenes de las nuevas generaciones aprendieron a dejar atrás esa vergüenza y quisieron profundizar sobre su culturamultiplicando así los espacios de encuentros.

Pertenezcamos o no a una comunidad, siempre transitamos esos espacios donde aprendemos a hacer cerámica para las ceremonias, a hilar la lana para tejer el telar, juegos ancestrales entre un sinfín de prácticas”, indicó.

La ceremonia del año nuevo mapuche es una práctica que hasta la actualidad no han interrumpido.

Las nuevas generaciones de su comunidad, apuestan fervorosamente en rescatar y promover su cultura, hábitos y valores, incluso ante el desprecio de los educadores que generan en los niños el temor e inseguridad por sus raíces.

La interculturalidad pasa por alto en instituciones de la ciudad que deciden no trabajar con el programa intercultural bilingüe. “En algunas escuelas no aceptan dar contenido de los pueblos originarios. Hay cierta resistencia por intolerancia. Y es chocante porque son decisiones que son tomadas por los directivos de las escuelas y docentes”, cuestionó Carriqueo.
"Hemos perdido la vergüenza que tenían nuestros mayores de hablar nuestra lengua”.
Jaime Carriqueo, comunicador cultural mapuche
En su búsqueda por promover una visión intercultural, Jaime lleva una actividad social en donde se vale de herramientas comunicacionales para promover la reflexión sobre la realidad actual que atraviesan las comunidades. “Los medios masivos y la escuela han hecho mucho daño a nuestro pueblo. Nos debemos de contraponer ante el discurso racista y xenófoba e intolerante en el día a día”, expresó Jaime

Con el grabador periodístico y cámara en mano, refleja la historia de resistencia. Hace registro de la vida y lucha de las comunidades que residen en zonas rurales. El conflicto de la tenencia de tierras, movilizaciones, la presencia de las fuerzas de seguridad del Estado, ceremonias, son partes de sus recortes. “Comparto el material a través de las redes sociales a distintos medios alternativos. Mi material es de libre circulación y reproducción”, concluyó.

Por Gisella Figueroa Minchel

Dejar un comentario


Noticia Anterior Noticia Siguiente