Buenas noticias: Mateo ya tiene el alta y en unos días volverá a la región → RocaNoticias.com Buenas noticias: Mateo ya tiene el alta y en unos días volverá a la región

Buenas noticias: Mateo ya tiene el alta y en unos días volverá a la región

Clic para descargar desde Google Playstore la APP Android de RocaNoticias.com - Todas las noticias en un solo lugar

Buenas noticias: Mateo ya tiene el alta y en unos días volverá a la regiónPasaron 102 días de la internación de Mateo, el nene de Ingeniero Huergo que en un accidente doméstico intentó prender la estufa a leña con nafta y la explosión le produjo heridas gravísimas en todo su cuerpo. Esos días que transcurrieron en el Hospital del Quemado llegaron a su fin. Porque Mateo recibió hace unas pocas horas el alta hospitalaria.

Vanesa Jaque, la mamá de Mateo habló con Mejor Informado a minutos de enterarse que Mateo podrá en unos días volver a Río Negro.

“Hoy estamos felices. Hay varias emociones, sensaciones encontradas. Hoy nos dieron el alta hospitalaria, es decir que estamos en el hotel, pero Mateo tiene que seguir asistiendo a la terapia kinesiológica, yo calculo que en unos días más estaremos volviendo a nuestro Río Negro querido”, señaló la madre al sitio Mejor Informado.com.

“Fueron 102 días que parecieron una montaña rusa. La verdad es que no nos podemos quejar porque el cuadro en el que ingresó Mateo al hospital era de desolación. Fue un caso insólito porque más allá de las infecciones generalizadas y las dificultades de salud que tuvo los injertos que le ponían, prendían. Y eso es extraño que suceda, en la mayoría de los casos los injertos se pierden y se tienen que volver a colocar. En el caso de Mateo se avanzó muy rápido respecto a las quemaduras que tuvo en todo su cuerpo”, explicó Vanesa.

“A Mateo le hicieron 32 operaciones acá en Buenos Aires, pero sin contar las que les hicieron en la Unidad de Terapia Intensiva pediátrica en el hospital de Allen. Ahí estuvo 6 días internado esperando el vuelo sanitario y se le practicaban las limpiezas en quirófano”, recordó emocionada Vanesa.

Ahora sólo esperan el alta definitiva para poder regresar a Ingeniero Huergo. “Para el alta a Mateo le falta que le controlen las partecitas mínimas que le tienen que cerrar. Hoy fuimos a comprar un traje compresivo. Es una prenda que lo tiene que usar y que lo comprime de la cara a los pies y los kinesiólogos van a evaluar si el traje está bien. Mateo no es un chico que pueda caminar distancias grandes. Si lo puede hacer con distancias mínimas y usando un andador y con ayuda”, señaló.

Vanesa relató que desde que llegó a Buenos Aires lo acompañó a Mateo al lado de su cama. “En principio Mateo estuvo con su papá, porque yo como tuve Covid tuve que esperar a negativizar, en Río Negro. Yo llegué el 8 de agosto y me quedé con él. Y el papá se volvió a Rio Negro. Después vino mi mamá que es quien me ayuda y nos turnamos para atenderlo”

El alta fue, para Mateo y su mamá una sorpresa que no esperaban tan pronto. Así lo contó Vanesa. “No nos esperábamos el alta. Mateo entabló una muy buena relación con el personal médico de la unidad de terapia intensiva pediátrica del Hospital del Quemado. Mateo pedía permitidos, como premios, cada vez que entraba al quirófano. Y en una de esas entradas le pidió al jefe de terapia intensiva que le compre una hamburguesa. El médico le prometió que cuando esté listo para irse del hospital le iba a regalar una hamburguesa completa con papas fritas y Coca. Bueno, esa hamburguesa completa llegó ayer. Ahí me puse a pensar qué estaba pasando. Y no me esperaba el alta. Me tomo por sorpresa. Cuando nos dijeron que Mateo se podía ir del hospital sacamos muchas fotos y lloramos todos: enfermeras, médicos los chicos de la limpieza, todos.

Quiero agradecerles todo lo que hicieron por mi. Se que juntaron plata y muchos oraron. Estoy muy agradecido por todo eso. Muchas veces estuve triste y me animaron con los mensajes que recibí de Brasil, Japón, Canadá y de otros países. Tengo muchas ganas de volver a casa.

“No me alcanza la vida para pagarles lo que han hecho por mi hijo. Es un grupo de médicos muy humano que hace todo por los chicos. Lo vi en estos 102 días. Vi como los chicos llegaban, se recuperaban y se iban”, señaló

Mateo también habló y quiso transmitir un mensaje: “quiero agradecerles todo lo que hicieron por mí. Se que juntaron plata y muchos oraron. Estoy muy agradecido por todo eso. Muchas veces estuve triste y me animaron con los mensajes que recibí de Brasil, Japón, Canadá y de otros países. Tengo muchas ganas de volver a casa. Estoy desesperado por volver a Huergo y por reencontrarme con mi familia y con mis amiguitos.”

«Desde Río Negro estaban muy pendientes de como evolucionaba Mateo. Es muchísima la gente que me escribió por las redes. Agradezco tanto acompañamiento», concluyó Vanesa.

La semana que viene tendrá la fecha en que pueda volver a Río Negro.


Dejar un comentario

Noticia Anterior Noticia Siguiente
Enviar mensaje por WhatsApp