Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Aumento alarmante del cáncer de pene en Brasil preocupa a especialistas

Aumento alarmante del cáncer de pene en Brasil preocupa a especialistas

El cáncer de pene es una enfermedad poco común pero su incidencia y tasas de mortalidad están aumentando preocupantemente en todo el mundo. En este contexto, Brasil ha sido identificado como uno de los países con una de las tasas más altas de cáncer de pene, con 2,1 casos por cada 100.000 hombres. Entre 2012 y 2022, se reportaron 21.000 casos en Brasil, con 4.000 muertes y 6.500 amputaciones realizadas en los últimos diez años.

Joao, un hombre de 63 años, recibió un diagnóstico devastador después de años de visitar médicos que no pudieron identificar su condición. Finalmente, se le diagnosticó cáncer de pene, lo que llevó a una amputación parcial de su órgano. La enfermedad no solo tuvo un impacto físico, sino que también generó problemas en su matrimonio y vida sexual. «Éramos como hermanos», admite João.

El cáncer de pene suele comenzar con una úlcera que no cicatriza y, en muchos casos, con un olor desagradable. Afortunadamente, si se detecta tempranamente, la enfermedad tiene altas tasas de recuperación a través de procedimientos como cirugía, radioterapia o quimioterapia. Sin embargo, si no se trata a tiempo, puede ser necesario realizar amputaciones parciales o totales del pene, lo que cambia la vida de los pacientes de forma permanente.

Los expertos señalan que hay varios factores de riesgo que pueden llevar al desarrollo de cáncer de pene, como la fimosis (una enfermedad que impide la retracción del prepucio) y el tabaquismo. Además, la falta de higiene personal y la infección constante del virus del papiloma humano también se consideran factores de riesgo importantes. Es por eso que la vacunación masiva contra el virus del papiloma humano se encuentra entre las medidas clave para prevenir esta enfermedad.

Desafortunadamente, la falta de información sobre la vacuna y las dudas sobre su efectividad, combinadas con la escasa cantidad de campañas de vacunación, han llevado a bajos números de inmunización. Esto contribuye al aumento de los casos de cáncer de pene en todo el mundo, incluyendo países europeos como Reino Unido y Alemania.

El aumento de casos de cáncer de pene es una preocupación grave, y los expertos enfatizan la importancia de una buena higiene personal, el uso de preservativos durante las relaciones sexuales y la realización de cirugías para extirpar el prepucio en casos de fimosis como medidas de prevención. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno también juegan un papel crucial en la supervivencia del paciente.

Joao, por su parte, está en espera de los resultados de sus últimas pruebas, confiando en que estos demuestren que se curará. A pesar de los desafíos emocionales y físicos a los que se enfrenta, Joao sigue siendo optimista y enfoca en el futuro. «Con la amputación, el dolor ha desaparecido, me siento mucho mejor. Pero tendré que enfrentar la amputación parcial por el resto de mis días», dice con determinación.

El cáncer de pene es una realidad que no se puede ignorar. Es necesario que se realicen mayores esfuerzos para garantizar la prevención, el diagnóstico temprano y el acceso a un tratamiento adecuado. La educación y la conciencia son fundamentales para evitar que más hombres sufran las devastadoras consecuencias de esta enfermedad.


Gentileza anr
Ir arriba