Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Caso Candela Rodríguez: la Corte Suprema confirma la sentencia contra Leonardo Jara

Caso Candela Rodríguez: la Corte Suprema confirma la sentencia contra Leonardo Jara

La Corte Suprema de Justicia ratificó de manera definitiva la condena a prisión perpetua impuesta a Leonardo Daniel Jara Navarrete por el secuestro y femicidio de Candela Rodríguez. El máximo tribunal dio por «desistido» el último recurso presentado por la defensa de Jara para anular la sentencia, lo que confirma su responsabilidad en el crimen que conmocionó al país.

Jara fue condenado en 2017 por el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Morón, junto a Hugo Elbio Bermúdez, como coautores del delito de «privación ilegal de la libertad seguida de muerte». También fue sentenciado Gabriel Fabián Gómez como «partícipe secundario». Estas penas fueron ratificadas por el Tribunal de Casación penal bonaerense en junio de 2020.

Ante el rechazo de la Corte Suprema bonaerense de revisar la sentencia, la defensa de Jara recurrió ante la Corte Suprema federal en busca de una última instancia. Sin embargo, el recurso de «queja» también fue rechazado y la condena queda definitivamente firme.

El femicidio de Candela Rodríguez ocurrió en agosto de 2011, cuando la niña de 11 años iba a encontrarse con unas amigas en Hurlingham. Desde ese momento, la familia de Candela ha luchado incansablemente por lograr justicia y castigo para los responsables.

A pesar de la ratificación de la condena de Jara, continúa el desarrollo de un segundo juicio en el que se busca determinar la responsabilidad de otros acusados. Entre ellos se encuentra Miguel Ángel «Mameluco» Villalba, señalado como el autor intelectual del femicidio. Sin embargo, en mayo pasado, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 6 de Morón decidió absolver a todos los acusados, generando un nuevo revés en la búsqueda de justicia para Candela.

La madre de la víctima, Carola Labrador, ha denunciado la actitud de los fiscales a cargo del caso, acusándolos de no buscar la verdad y de responsabilizar erróneamente a la familia. Labrador renunció a la acusación y a la querella meses antes del segundo juicio, argumentando que los fiscales han ensuciado el nombre de la familia en lugar de investigar de manera eficaz.


Ir arriba