Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Fuerte caída del consumo en supermercados y mayoristas: las ventas se desplomaron en enero

Fuerte caída del consumo en supermercados y mayoristas: las ventas se desplomaron en enero

Las alarmas se encienden en el sector retail, ya que el consumo en Argentina ha registrado un duro golpe en el mes de enero. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), las ventas en supermercados y mayoristas han sufrido una caída del 13,8% en comparación con el año anterior.

La situación es aún más preocupante si se compara con el mes anterior, ya que las ventas disminuyeron un 3,4%. Estos datos reflejan la difícil realidad económica que atraviesa el país, afectando tanto a los comercios como a los consumidores.

El ticket promedio durante el mes de enero fue de $13.857, una cifra a tener en cuenta para analizar el comportamiento de los consumidores. En cuanto a los medios de pago, las tarjetas de débito y crédito fueron las más utilizadas, alcanzando cifras de $355.548 millones y $435.277 millones respectivamente. Por otra parte, el flujo de efectivo se ubicó en $232.481 millones.

En relación a los canales de venta, el salón de ventas continúa siendo la opción más buscada, generando ingresos por un total de $1.071.681 millones. Por otro lado, los canales online también han tenido un papel importante, registrando ventas por $31.402 millones.

Pero no solo los supermercados y mayoristas han sufrido las consecuencias de la retracción del consumo. Los autoservicios mayoristas también han reportado fuertes pérdidas, con una caída del 8,1% en comparación con el año anterior. La serie desestacionalizada bajó un 1,9% respecto al mes anterior, mientras que el índice serie tendencia-ciclo tuvo una variación negativa del 1,9%.

Por su parte, los centros de compras han experimentado una fuerte retracción en sus ventas totales. Según el informe del INDEC, se registró un incremento del 165,3% en términos corrientes respecto al mismo mes del año anterior. Sin embargo, en términos constantes, las ventas sufrieron una caída del 21,3%.

Estos datos reflejan una desaceleración notoria en el consumo, lo cual genera preocupación en el sector comercial y tiene un impacto directo en la economía del país. 


Ir arriba