Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Ajuste salarial insuficiente frente a la inflación: empresas proyectan aumentos por debajo del 200% en 2024

Ajuste salarial insuficiente frente a la inflación: empresas proyectan aumentos por debajo del 200% en 2024

Según un informe de la consultora Mercer, las empresas proyectan aumentos salariales por debajo del 200% para el año 2024, a pesar de una inflación anual estimada en un 227%. Este ajuste salarial insuficiente se da en un contexto de aceleración inflacionaria y congelamiento de ingresos, lo que pone en riesgo el poder adquisitivo de los trabajadores.

El informe revela que el presupuesto anual de incrementos salariales aprobado para el mercado general es de un 196,46%, lo que representa una brecha significativa con las expectativas de inflación anual y las proyecciones privadas. Esta discrepancia implicaría una pérdida del poder adquisitivo de más de 30 puntos para los trabajadores.

Si bien la consultora menciona que estos números podrían ajustarse en los próximos meses, dependiendo de la evolución de los precios y las decisiones macroeconómicas, la mayoría de las empresas encuestadas prevé dar seis aumentos a lo largo del año, aunque un 24% está considerando otorgar ocho o más.

Al analizar los distintos rubros, se encuentra que sectores como TI, Logística, Ingeniería y Construcción, Minería, Biotecnología, Servicios Financieros, Retail, Energía, Agro, Consumo Masivo, Packaging y Química planean ofrecer aumentos salariales superiores a la media del mercado. Por otro lado, los sectores de servicios de telecomunicaciones y productos Hardware y Software, Automotriz, Medios y Entretenimiento y Fintech prevén ajustes inferiores.

Esta situación se suma a la baja salarial experimentada en 2023, cuando las empresas cerraron los aumentos entre un 166% y 203%, por debajo de una inflación del 211%.

Ante esta realidad, las empresas se ven en la necesidad de buscar estrategias creativas para mantener atractivas sus propuestas de valor. Según Mercer, muchas organizaciones están revisando y mejorando beneficios para compensar la falta de incrementos salariales satisfactorios. Algunas de estas mejoras incluyen mayor cobertura de gastos de alimentación (almuerzo), acceso a gimnasio y programas de capacitación o gastos de combustible. se ajustan a las necesidades de los trabajadores frente a la aceleración inflacionaria.


Ir arriba