Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Aumentos que golpean el bolsillo: tarifazos y ajustes en junio

Aumentos que golpean el bolsillo: tarifazos y ajustes en junio

Junio comienza con un panorama desfavorable para los bolsillos de los ciudadanos argentinos. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, se espera un aumento en diversos rubros que impactarán directamente en el gasto de los hogares.

Uno de los sectores más afectados será el transporte público, específicamente el servicio de subte. A pesar de la suspensión del aumento, dispuesta por la jueza Elena Libertatori, este fin de semana se aplicará una suba en el boleto que lo llevará a alcanzar los $650 a partir del sábado.

Otro de los aumentos más significativos se dará en el precio de la nafta y el gasoil. A partir del 1 de junio, entrarán en vigencia incrementos en los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono. Esto se traducirá en un aumento del 8% en el precio de la nafta y del 11% en el gasoil. Se espera que el impacto final en el bolsillo de los usuarios sea del 1,2%.

Pero no solo el transporte se verá afectado, también se registrarán aumentos en las tarifas de luz, agua y gas. Los usuarios de ingresos medios y bajos serán los más perjudicados, ya que los subsidios comenzarán a quitarse, lo que se traducirá en un incremento del costo de la energía. Las facturas de gas se incrementarán en un 380% y el aumento de Aysa será del 2,77%.

Por otro lado, las prepagas también ajustarán sus cuotas. La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal ordenó que dichas empresas recalculen sus cuotas de acuerdo a los índices de inflación. Una de las principales prepagas ya anunció un aumento del 8,8% en las cuotas con vencimiento en junio.

Asimismo, loa contratos de alquileres firmados bajo la Ley 27.551, que actualiza el precio de los alquileres anualmente a través del Índice de Contratos de Locación (ICL)sufrirán un aumento de 233,7% en junio frente a un escenario de inflación interanual que, en abril, se ubicó en 289,4%.

Y el aumento semestral que rige por la efímera reforma de la ley de alquileres (derogada mediante el DNU 70/2023) aumentan un 56,5%. Se trata de la indexación mediante el índice de Casa Propia.

En tanto, los alquileres que están atados a la inflación lo harán en base al IPC de los últimos 3 meses febrero (21%), marzo (11%) abril (8,8%) acumulado.

Incluso el sector del servicio doméstico sentirá el impacto de los aumentos. Las empleadas de casas particulares verán un incremento en sus salarios del 7% en junio, correspondiente a la segunda actualización bimestral del período abril y mayo.

La situación económica del país se reflejará en los bolsillos de los ciudadanos durante el mes de junio. Ajustes y tarifazos en diversos sectores impactarán en el gasto de las familias, generando un mayor desafío para lidiar con los aumentos y mantener el equilibrio económico.


Ir arriba