Usted esta aquí
Home > Regionales >

Barberías, los nuevos lugares de culto que le hacen frente a la pandemia en Roca

Aseguran que hay más de 30 en la ciudad. Color y moda en tiempos de Covid-19.

La pandemia no frenó el crecimiento de barberías en General Roca. Como un espacio de culto florecieron en diferentes puntos de la ciudad y ya se convirtieron en un lugar de referencia para todos los géneros o edades. Actualmente, aseguran algunos emprendedores, hay más de 30 peluquerías de este tipo que mezclan detalles del pasado con el presente.

Hace casi cuatro años, cuando el Covid-19 era un concepto ajeno para el mundo, se podía disfrutar de un café, algún videojuego ochentoso o un metegol en pocos reductos de este tipo en Roca.

Hoy, con los protocolos necesarios, se multiplicaron los que brindan un servicio similar como lugar de distracción, además del tradicional corte de pelo o barba. En algunos salones también se vive la cultura tattoo o se escucha algo de buena música.

De eso habla Juan Pablo Bartorelli, que hace más de tres años y medio pensó que Roca podía tener la misma opción que las grandes ciudades de Argentina. Su negocio es Room Barber Shop, un espacio multifacético que comenzó en 2018.

“Este es un lugar de amigos y amigas”, cuenta a Gentileza. “Es de amigos y amigas porque los clientes llegan y enseguida se sienten como en su casa. Acá se pueden cortar el pelo o la barba, escuchar buena música y hacerse un tatuaje”, repite.

Room tiene un decorado particular, con graffitis y una consola de videojuegos que se ve desde una gran vidriera que da a calle Tucumán. “Nos adaptamos a la nueva realidad, siempre apostamos a que los y las clientes disfruten de un buen momento”, cuenta.

En principio, el negocio comenzó en San Martín y Córdoba, muy cerca del centro, para terminar en la principal arteria comercial de la ciudad. Como en diferentes actividades, la opción de Room circuló de boca en boca y una fuerte presencia en redes sociales le dio trascendencia.

“Nos capacitamos y cuidamos a quienes nos visitan a diario”, repite su dueño. A través de un sistema de turnos, como desde el comienzo de este emprendimiento, Bartorelli coordina el ingreso de sus clientes por la pandemia, a pesar de que las puertas siempre están abiertas para los “amigos” nuevos.

“En esta época, siempre es mejor el turno”, remarca. “Es fundamental cumplir un ciclo de cinco o seis años para no ser sólo un negocio de moda. Nosotros consolidamos un espacio, con nuestro estilo, para que la marca sea reconocida”, se sincera Bartorelli.

Cubana es otra de las barberías apuntaladas, una de las marcas de mayor tiempo en Roca. El mentor, Lionel Lavado, dio sus primeros pasos en el negocio con tan solo 20 años. En una de sus barberías, en calle La Pampa, rememora con Gentileza aquel tiempo. “Al principio me costó, no encontraba la veta, pero de a poco llegué al estilo que buscaba”, cuenta el joven que hoy tiene un par de locales.

Esos días, entiende, era complicado ganarse un lugar por su edad. “Era muy chico, tuve resistencia, pero encontramos en los pibes de 16 a 25 años una franja que nos abrió una puerta a lo que somos hoy”, dice Leonel.

El más grande de los salones, ubicado en calle 25 de mayo, ocupa a varios barberos que se formaron en la escuela que fundó. Tiene un decorado particular, con cables e imágenes de épocas pasadas. “Muchos trabajan con nosotros y otros empezaron su negocio. Somos varios insertos en el mercado laboral, eso está bueno. El sol sale para todos”, relata a esta agencia.

La camaradería entre barberos, insiste, tuvo su mejor momento en el Work Shop que coordinó con algunos colegas. “Fue espectacular, nos sirvió para relacionarnos un poco más”, rememora el joven.

Como espacio de encuentro, para probar con un estilo de corte diferente o simplemente mantener una barba prolija, y en un breve viaje al pasado, este tipo de opciones se afianzan en Roca. Hoy hay más de 30 para elegir.

Gentileza anr

Top