Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Barritas de cereal sabor frutos rojos, el snack delicioso y fácil de hacer

Barritas de cereal sabor frutos rojos, el snack delicioso y fácil de hacer

Este dulce o pastel lo tiene todo para que lo quieras hacer todas las semanas. La receta es sencillísima, apenas lleva tiempo de preparación (y una vez en el horno te olvidas de la criatura) y el resultado es soberbio. Tiene una mezcla de ingredientes que casa a la perfección y sus sabores se complementan estupendamente.

Lo de barritas de cereal de frutos rojos tiene que ver con la forma en que está cortado este pastel. Y la forma del pastel con el molde en el que lo he horneado. Se puede hacer perfectamente uno redondo o cuadrado, usa el que tengas a mano y que mejor encaje. Eso sí, ayuda que sea de base desmontable, aunque no es 100% necesario.

Ingredientes

Para 12 unidades

Azúcar   150 g

Ralladura de limón  0.5

jugo de limón  0.5

Harina de trigo  195 gramos

Polvo de hornear 5 g

Sal una pizca

Manteca muy fría 115 g

Huevo  medio

Almidón de maíz  10 g

Frutos rojos (mezcla al gusto)  300 g

Preparación

Engrasamos con un poco de mantequilla la base de un molde rectangular apto para horno de 10 x 35 cm. Lo forramos con papel vegetal y lo reservamos.

Mezclamos 150 g de azúcar con la ralladura de medio limón, la harina de trigo, el polvo de hornear Royal y un pellizco de sal. Removemos hasta combinar por completo todos los ingredientes antes de agregar la mantequilla fría, cortada a daditos pequeños, y el medio huevo, ligeramente batido.

Trabajamos la maza con las puntas de los dedos para evitar que se caliente en exceso la masa. Cuando la mantequilla esté integrada y la masa recuerde a unas migas, la dividimos en dos y, con una mitad, cubrimos la base del molde. Presionamos con la palma de la mano para que no queden huecos.

Mezclamos el resto del azúcar (50 g), el almidón de maíz y el jugo de limón. Agregamos los frutos rojos a la mezcla resultante y removemos bien. Vertemos en el interior del molde, sobre la base de masa, y repartimos la fruta de forma homogénea.

Ahora solo queda repartir el resto de la masa  sobre la fruta, también de manera uniforme, hasta cubrirla lo máximo posible. Esta vez no hay que presionar sino todo lo contrario, la idea es mantener la textura de migas inicial.

Introducimos el molde en el horno, precalentado a 190ºC con calor arriba y abajo, y programamos 40-45 minutos. Cuando la superficie esté ligeramente dorada retiramos el molde del horno y dejamos que se enfríe completamente antes de desmoldar el pastel, cortarlo en barritas y servir.


Ir arriba