Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Caso García Belsunce: revelan preocupantes mensajes entre Pachelo y su abogada

Caso García Belsunce: revelan preocupantes mensajes entre Pachelo y su abogada

Luego de que la Cámara de Casación dictaminara la condena a prisión perpetua para Nicolás Pachelo por el crimen de María Marta García Belsunce, se han dado a conocer mensajes preocupantes que intercambió con su abogada, Raquel Pérez Iglesias.

En el chat filtrado, Pachelo expresa su desconsuelo al señalar que se encuentra «peleando solos» contra «un sistema entero». Además, hace mención al hecho de que será trasladado a una cárcel de máxima seguridad, donde afirma: «No pude conseguir que me pongan solo en una celda por obvias razones. Pero hasta acá llego. Tenía pensado ponerle fin esta misma noche. Buscaré mi momento».

La respuesta de su abogada no se hizo esperar y, en un audio de 12 segundos, Iglesias le expresa su apoyo y agradece sus palabras. Sin embargo, ante la falta de respuesta por parte de Pachelo, la letrada intenta comunicarse con él telefónicamente sin éxito.

Al día siguiente, Pérez Iglesias vuelve a contactar a Pachelo, instándolo a reconsiderar sus intenciones y a no tomar una decisión irreversible. Le asegura que está trabajando en la sentencia y hará todo lo posible por revertir el fallo. No obstante, Pachelo deja en claro que ya no ve futuro prometedor para él: «Somos momentos y ya fui muy feliz», afirma.

El caso de María Marta García Belsunce conmocionó a la sociedad y el veredicto de la Casación ha sido un hito en la búsqueda de justicia. Los jueces concluyeron que Pachelo fue el responsable de dar muerte a la socióloga en un intento por encubrir un robo en la vivienda de la víctima.

Estos escalofriantes mensajes revelan la angustia y desesperación que atraviesa el condenado, así como una potencial amenaza para su propia vida. Queda en manos de las autoridades la toma de medidas preventivas y asistencia psicológica adecuada para Nicolás Pachelo en su situación penitenciaria.

LOS CHAT ENTRE PACHELO Y SU ABOGADA

 


Ir arriba