Usted esta aquí
Home > Regionales >

Cecilia Collueque, una campeona mundial que siempre quiere más

Cecilia Collueque, una campeona mundial que siempre quiere más :

Cecilia Collueque tiene un rasgo en su personalidad que la define: la tenacidad. Bueno, en honor a la verdad además de tenaz es disciplinada y constante. Ella prefiere definirse como porfiada y eso le ha permitido muchos de sus  logros. Son esas fortalezas personales las que sumadas al apoyo de su mamá María Teresa y su papá Oscar, las que le han permitido recorrer el camino que hoy la ubica en el podio donde se paran las figuras más grandes del deporte.

Cada uno, en lo suyo y lo de ella es el remo. Así fue que este lunes la palista roquense de 37 años se consagró en el mundial de Canotaje en Rumania ganando en la categoría Master y la general K1. De este modo, repitió su logro del 2018 en Portugal y se convirtió en bicampeona mundial. Y ya venía contando éxitos desde el mundial de Sudafrica cuando quedó entre los 10 primeros lugares.

Mañana a las 9, hora de Rumania, (3 AM en Argentina) vuelve al agua para dejar lo mejor de sí en una nueva instancia competitiva mundial de mayor exigencia, cómo es la Senior, la elite de la competencia. Su regreso al país está previsto para el 7 de octubre, cuando sin dudas será recibida como se merece por todo el esfuerzo puesto en su actividad y por el orgullo que significa para el país.

¿Cómo llegó a este presente? Capitalizando una experiencia que la frustró, en una práctica deportiva que por esa época no le gustaba mucho: La regata del Río Negro.

“A mí no me gustaba. Mi papá insistió pero yo no quería. Y bueno nos anotamos. Y esa vez no pudimos terminar, no llegamos a Viedma, no teníamos  entrenamiento, solamente remábamos. Yo era chica, tenía poca experiencia. La sufrí mucho. Y me picó el orgullo”, explicó la palista en diálogo con un medio local. “Ahí empecé a entrenar firme, todo el año, con mi papá, el objetivo era llegar a Viedma. Y al año siguiente lo logramos”.

El nuevo siglo recién se estrenaba cuando Cecilia comenzaba a construir una carrera colosal y ahí influyeron los genes ya que su papá Oscar, “Cacho” para casi todos los roquenses, es un reconocido profesor de Educación Física.

Con 16 años Ceci dedicó toda su energía al deporte. Y allí aparece otra figura fundamental para ella, el palista olímpico Javier Correa, que en este momento estaba muy vigente en el mundo deportivo. El agradecimiento hacia él está muy presente: “Javier me estimuló mucho para seguir. Me incentivó para encarar para el lado de la velocidad y a eso me dediqué. Así fue que llegué a nivel nacional en tres o cuatro años y eso hizo que yo cada vez quisiera más”.

Esa sana ambición la acompaña hace 20 años, que para ella han sido de enorme sacrificio, largos períodos lejos de su familia, pero con cosechas más que contundentes.

“Hasta el día de hoy no puedo dejar. Es tan lindo lo que se vive, tan bueno, tan groso, que no puedo ni quiero dejar” enfatiza Collueque.

El rol de su mamá y su papá en todo este camino es muy fuerte. El respaldo de ellos para con su única hija fue y es crucial. Y se puede percibir en la manera en que Cecilia habla de. En el recuerdo de los primeros años de su relación con esta disciplina, en cómo la acompañaron y en el esfuerzo puesto para reunir el dinero necesario para cada viaje que ha tenido que realizar.

“Para mí familia fue un cambio muy grande. Soy hija única y por ende muy protegida. A los dos meses que empecé con este nivel tuve un viaje a Alemania y fue fuerte para ellos”, contó.

“Un año después del primer viaje ya estaban acostumbrados y luego llegó el tiempo de hacer viajes sola por el mundo, todo llevada por la actividad y ya estamos adaptados”, relató Collueque.

Cecilia es consciente de que la exigencia física de esta actividad es alta y por este motivo, a sus 37 años, ya está preparando su futuro. En estos años ha combinado el deporte con el estudio y se encuentra cursando el tercer año de la licenciatura en Educación Física.

De esta manera, espera seguir vinculada a la actividad, dejando ella también su huella en futuros deportistas, siempre pensando en aportar a grandes experiencias.

 

 

 

 

Gentileza anr

Top