Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Científicos del Conicet encontraron restos de un dinosaurio: vivió hace 66 millones de años en la Patagonia

Científicos del Conicet encontraron restos de un dinosaurio: vivió hace 66 millones de años en la Patagonia

Científicos del Conicet han anunciado un descubrimiento que ha dejado a la comunidad paleontológica fascinada. Se trata de los restos de un titanosaurio que vivió hace aproximadamente 66 millones de años en la Patagonia. El dinosaurio ha sido bautizado como Titanomachya gimenezi y se estima que llegó a pesar alrededor de 7 toneladas en vida.

El hallazgo se produjo en el marco del proyecto financiado por National Geographic titulado «Fin de la Era de los Dinosaurios en Patagonia» y es el segundo dinosaurio encontrado en la formación de La Colonia en Chubut. Sin embargo, lo que hace a este hallazgo realmente especial es que se ha identificado como el primer saurópodo de su tipo encontrado en la región.

Comparado con otros dinosaurios encontrados en la misma área, se considera que el Titanomachya gimenezi era relativamente pequeño, con un peso estimado entre 5.8 y 9.8 toneladas, y un peso promedio de 7 toneladas. Esto lo convierte en un miembro destacado de los vertebrados terrestres más grandes en la historia evolutiva, caracterizados por ser herbívoros.

Uno de los aspectos más sorprendentes de este descubrimiento es la morfología del astrágalo, un hueso responsable de distribuir la fuerza dentro del pie de estos dinosaurios. Según Agustín Pérez Moreno, becario posdoctoral del Conicet y primer autor del trabajo, este astrágalo presenta características únicas que lo ubican en un lugar destacado en la evolución de los titanosauros.

El proyecto del Conicet que ha dado lugar a esta emocionante y trascendental hallazgo se lleva a cabo en colaboración con el Museo de La Plata y el Museo Paleontológico Egidio Feruglio de Trelew. Las excavaciones y recuperación de los restos fueron realizadas gracias al trabajo conjunto de investigadores del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología, además de la financiación otorgada por National Geographic.

El nombre dado a este dinosaurio, Titanomachya gimenezi, es un reflejo de la época en que vivió y se extinguió este grupo de dinosaurios. La Titanomaquia hace referencia a la batalla legendaria que enfrentó a los dioses olímpicos contra los titanes en la mitología griega, terminando con la victoria de los primeros. De esta manera, el nombre elegido para este titanosaurio es especialmente apropiado y resalta su importancia en la historia evolutiva de esta especie.

Estos restos fósiles nos revelan la riqueza y diversidad de la fauna prehistórica que habitó en lo que hoy conocemos como la Patagonia argentina, además de aportar información invaluable sobre la evolución de los dinosaurios.


Ir arriba