Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Con las manos en las herramientas, pero no para trabajar

Con las manos en las herramientas, pero no para trabajar
Con las manos en las herramientas, pero no para trabajar

Cuatro delincuentes fueron detenidos durante la madrugada, cuando estaban a punto de dar un golpe millonario. Es que estaban sobre los techos de una joyería lindante con una inmobiliaria y pretendían ingresar a través de un boquete. La banda contaba con una importante cantidad de herramientas para poder levantar las chapas y anular el sistema de alarmas. 

Se supo que durante una recorrida de rutina, el personal de la Comisaría 3° de Roca logró divisar a dos personas en los techos de una serie de locales comerciales de la calle España al 900, frente al conocido Club Del Progreso de Roca. Al ver la presencia de los policías, dos delincuentes intentaron huir en diferentes direcciones, en tanto que un tercero puso en marcha una camioneta en la que esperaba a sus cómplices y también intentó escapar.

La camioneta fue interceptada por un móvil de la Comisaría 21°, ya en el norte de Roca, del otro lado del canal Principal de Riego y el conductor quedó detenido después de hacer varias maniobras agresivas contra el personal policial. En tanto que sobre calle Maipú, a unos metros de los comercios que pretendían robar, los uniformados consiguieron coartar la huida de los dos ladrones que escapaban a la carrera.

La banda tenía una gran cantidad de herramientas para hacer boquetes en los techos.

Sin embargo la detención no fue sencilla, porque cuando intentaban reducirlos, apareció en acción una cuarta persona que atacó a los uniformados con la intención de facilitar la huida de sus compañeros. Sin embargo los policías consiguieron defenderse e inmobilizar a los tres delincuentes.

Arriba del techo de una joyería, lindante con una importante inmobiliaria, encontraron una buena cantidad de herramientas y una mochila con amoladora, discos de corte y un taladro. Se cree que intentaban ingresar por los techos a los locales comerciales, luego de anular los sistemas de alarmas. También contaban con dos handies con la frecuencia policial para poder escuchar las comunicaciones de los uniformados.

Uno de los delincuentes detenidos, el más joven es Brandon Recabarren Castillo, de 21 años, el mismo que durante la noche de Navidad desvalijó un departamento en pleno centro de Roca, en compañía de su hermano y con la complicidad de su mamá, que era la empleada domestica de las víctimas. Esta vez también tuvo colaboración de un pariente, su tío Alvaro Mauricio Castillo. de 46 años. Los otros dos fueron identificados como Diego Ezequiel Zapara, de 34; y Enzo damián Peralta, de 27.

La joyería está pegada al local de una importante inmobiliaria en pleno centro de Roca.

Todos quedaron a disposición de la fiscalía de turno, que odenó su detención y se espera que en las próximas horas se realice la audiencia de formulación de cargos. En el caso de Recabarren, el hecho de haber vuelto a delinquir complica su situación y debería quedar en prisión.

La banda pretendía dar el golpe en la joyería Elohim, ubicada al lado de la inmobiliaria Terbay, que fue blanco de un robo similar hace unos años, cuando por los techos ingresaron y se llevaron dinero y una importante cantidad de documentación y escrituras. Y poco después el sistema de alarma impidió un nuevo robo.

 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

Cuatro delincuentes fueron detenidos durante la madrugada, cuando estaban a punto de dar un golpe millonario. Es que estaban sobre los techos de una joyería lindante con una inmobiliaria y pretendían ingresar a través de un boquete. La banda contaba con una importante cantidad de herramientas para poder levantar las chapas y anular el sistema de alarmas. 

Se supo que durante una recorrida de rutina, el personal de la Comisaría 3° de Roca logró divisar a dos personas en los techos de una serie de locales comerciales de la calle España al 900, frente al conocido Club Del Progreso de Roca. Al ver la presencia de los policías, dos delincuentes intentaron huir en diferentes direcciones, en tanto que un tercero puso en marcha una camioneta en la que esperaba a sus cómplices y también intentó escapar.

La camioneta fue interceptada por un móvil de la Comisaría 21°, ya en el norte de Roca, del otro lado del canal Principal de Riego y el conductor quedó detenido después de hacer varias maniobras agresivas contra el personal policial. En tanto que sobre calle Maipú, a unos metros de los comercios que pretendían robar, los uniformados consiguieron coartar la huida de los dos ladrones que escapaban a la carrera.

La banda tenía una gran cantidad de herramientas para hacer boquetes en los techos.

Sin embargo la detención no fue sencilla, porque cuando intentaban reducirlos, apareció en acción una cuarta persona que atacó a los uniformados con la intención de facilitar la huida de sus compañeros. Sin embargo los policías consiguieron defenderse e inmobilizar a los tres delincuentes.

Arriba del techo de una joyería, lindante con una importante inmobiliaria, encontraron una buena cantidad de herramientas y una mochila con amoladora, discos de corte y un taladro. Se cree que intentaban ingresar por los techos a los locales comerciales, luego de anular los sistemas de alarmas. También contaban con dos handies con la frecuencia policial para poder escuchar las comunicaciones de los uniformados.

Uno de los delincuentes detenidos, el más joven es Brandon Recabarren Castillo, de 21 años, el mismo que durante la noche de Navidad desvalijó un departamento en pleno centro de Roca, en compañía de su hermano y con la complicidad de su mamá, que era la empleada domestica de las víctimas. Esta vez también tuvo colaboración de un pariente, su tío Alvaro Mauricio Castillo. de 46 años. Los otros dos fueron identificados como Diego Ezequiel Zapara, de 34; y Enzo damián Peralta, de 27.

La joyería está pegada al local de una importante inmobiliaria en pleno centro de Roca.

Todos quedaron a disposición de la fiscalía de turno, que odenó su detención y se espera que en las próximas horas se realice la audiencia de formulación de cargos. En el caso de Recabarren, el hecho de haber vuelto a delinquir complica su situación y debería quedar en prisión.

La banda pretendía dar el golpe en la joyería Elohim, ubicada al lado de la inmobiliaria Terbay, que fue blanco de un robo similar hace unos años, cuando por los techos ingresaron y se llevaron dinero y una importante cantidad de documentación y escrituras. Y poco después el sistema de alarma impidió un nuevo robo.

 


Gentileza mejorinformado
Ir arriba