Con una herida de bala, se entregó el sospechoso del crimen del expolicía

Con una herida de bala todavía en su cuerpo,un hombre de 36 años se entregó esta mañana en el edificio de tribunales en Roca. Está sospechado de haber participado en el intercambio de disparos que terminó con la vida del expolicía que trabajaba de sereno, Sergio Navarrete.

Te puede interesar: Vino de Cipolletti, le robó la cartera a una vecina y terminó detenido

El violento intento de robo ocurrió el viernes 4 de diciembre en una obra en construcción, en el barrio Entre Aguas III, en la zona oeste de la ciudad.

Según se supo, el sujeto reside en barrio Alta Barda y presentaba un orificio de bala en uno de sus miembros inferiores. Al parecer, la herida podría ser producto de uno de los disparos efectuados por Navarrete, quien intentó impedir el atraco a la sede de la empresa constructora.

Te puede interesar: Vino de Cipolletti, le robó la cartera a una vecina y terminó detenido

Según fuentes judiciales y policiales, el sospechoso ingresó pasado el mediodía al edificio de tribunales y allí fue identificado por una fiscal que ocasionalmente lo vio en un pasillo caminando, en búsqueda de un defensor.

Como la investigación estaba encaminada y ya se sabía que esta persona estaba en el círculo de los sospechosos, inmediatamente dio aviso al personal de seguridad y lo detuvieron.

Luego fue trasladado hasta una comisaría donde se le efectuó una revisación médica y allí se detectó que tenía una herida de arma de fuego en una de sus piernas.

Según reveló una fuente judicial esta persona habría confirmado que participó del hecho que terminó con la muerte del expolicía de la rionegrina.

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba