Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Continúa la licuadora de Milei: estos son los aumentos que se vienen en abril

Continúa la licuadora de Milei: estos son los aumentos que se vienen en abril

El mes de abril trae consigo una serie de aumentos en tarifas y servicios públicos que afectarán directamente a los bolsillos de los argentinos. Desde el transporte público hasta la medicina prepaga, pasando por la luz, el gas, los combustibles y los colegios privados, diversos rubros sufrirán incrementos que impactarán tanto en la economía familiar como en el objetivo gubernamental de alcanzar el déficit fiscal.

En primer lugar, aquellos usuarios del transporte público que no hayan registrado la tarjeta SUBE experimentarán un incremento en el precio del boleto dentro el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El boleto mínimo de colectivo pasará de $270 a $429,30, mientras que el viaje en tren más económico, que actualmente cuesta $130, aumentará a $260. Por su parte, el tramo más largo en micros de corta distancia tendrá un valor de hasta $589,54.

Por otro lado, el servicio de medicina prepaga tendrá una cuarta suba consecutiva de entre el 16% y el 19%, sumándose así a los incrementos del 40% en enero, el 27% en febrero y el 20% en marzo. Este aumento por encima de los dos dígitos impactará negativamente en los presupuestos de muchas familias.

Asimismo, El 1° de abril regirá un nuevo aumento del impuesto a los combustibles líquidos (ICL)Es un tributo que se actualizará todos los meses hasta junio, para compensar el congelamiento que tuvo desde julio de 2021 hasta comienzos de este año.

Las empresas refinadoras -YPF, Shell, Axion y Puma Energy- trasladarán este cambio al precio del surtidor, junto con el costo de la devaluación mensual del 2% que aplicó el Banco Central (BCRA). Por esta razón, se espera un aumento que sea de al menos el 5% en naftas y gasoil.

La tarifa de gas también sufrirá ajustes, tanto en el precio del producto en sí como en el transporte y la distribución. Esta semana, el Gobierno dio a conocer los nuevos valores del precio del gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), que es lo que se les paga a las petroleras por la exploración y extracción. Este cambio podría triplicar la boleta que llega a los hogares a fin de mes, aunque todavía falta definir el nuevo costo de distribución y transporte.

Desde la Secretaría de Energía explicaron cómo será el impacto en el bolsillo. En el caso de un hogar considerado de ingresos bajos, con un consumo promedio, pasará de pagar $838 a $2462,2. Se tratará de un encarecimiento del 193,8%.

En el caso de los hogares de ingresos medios, el salto será de $1975,1 a $6375,3, equivalente a un incremento del 222,7%. Por último, las familias consideradas de ingresos altos pasarán de pagar $2961,3 a $9270,5, por lo que el impacto será del 213%.

Esta semana también se llevó adelante la audiencia pública convocada por la Secretaría de Obras Públicas, en la cual AySA solicitó que haya una actualización del 209% para las boletas de abril. Sin embargo, todavía no se aprobaron dichos aumentos y por el momento queda la incógnita si podrían aplazarse hasta mayo.

En caso de que el Gobierno autorice la solicitud, la factura media mensual en servicio de agua sin impuestos pasaría, para la zona alta, de $9962 a $30.784; para la zona media, iría de $3263 a $10.082; mientras que la zona baja afrontaría una suba que iría de los $1735 actuales a $5360.

Este miércoles, el Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) autorizó los nuevos cuadros tarifarios para los usuarios de Edesur y Edenor, ya que desde abril el costo de distribución y transporte se actualiza mensualmente según una fórmula compuesta por la inflación minorista (IPC), la inflación mayorista (IPIM) y el índice salarial de dos meses atrás.

Por otro lado, el sueldo de los trabajadores del servicio doméstico deberá aumentar un 15% en abril, correspondiente a lo trabajado durante el mes de marzo, tras la firma del reciente acuerdo paritario entre la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares y la Secretaría de Trabajo.

Con este reajuste, las personas que realizan tareas generales en casa particulares y están contratadas por horas o por jornada pasarán a cobrar $1954,74 por hora con retiro; y $2108,55 por hora sin retiro.


Ir arriba