Crimen del sereno: identificaron al segundo sospechoso

Un joven de 30 años ya fue notificado de la causa que se sigue en su contra y tanto para los investigadores como para el fiscal Luciano Garrido, en la madrugada del 4 de diciembre ingresó con intenciones de robo junto a Andrés Estrada a la obra donde finalmente fue ultimado de un disparo el expolicía Andrés Navarrete.

Ya pasaron 17 días desde que apareció el cuerpo del hombre de 47 años, quien estaba trabajando de cuidador en la obra de un galpón de una empresa constructora, en el barrio Entre Aguas III, en la zona oeste de Roca.

Te puede interesar: Investigan un caso de abuso sexual que involucraría a policías de Río Negro

Esta semana ya formularon cargos a Andrés Estrada y para el fiscal Garrido no hay dudas que fue quien ingresó esa noche a la obra con intenciones de robo.

9 milímetros el arma que habría utilizado Estrada para ultimar al sereno de la obra en construcción.

El homicidio, según las fuentes consultadas, fue el resultado de un intento de robo. Y esta semana se detalló que Estrada ingresó junto a su complica a la obra sin imaginar que esta vez había una persona resguardando los materiales que estaban en el lugar.

En un principio, Navarrete se habría sorprendido con el ingreso de los sospechosos y se habría trabado en lucha.

Allí se habría producido varios disparos y uno de ellos provocó una herida en la pierna de Estrada quien finalmente logró huir tras hacerse del arma 9 milímetros del sereno quien siguió a sus atacantes.

“Era una persona muy bien preparada porque además había estado en el COER por lo que en la huida fue que el atacante le habría efectuado el disparo que le produjo la herida a Navarrete”, dijo la fuente consultada por este diario.

Fuga y una huella

El resto de la historia es conocida. Los delincuentes escaparon a toda prisa llevándose el arma mientras que el serenos murió desangrado tras efectuar un pedido de ayuda a la persona que lo había contratado. La asistencia nunca llegó y murió desangrado a los pocos minutos porque el proyectil le perforó la arteria en una de sus piernas.

El sospechoso tenía una herida en su pierna y la huella de una mano en la escena del crimen lo compromete.

La otra persona que participó en el robo ya fue identificada y estuvo detenida unas horas. En un principio fue notificada del proceso pero el Ministerio Público Fiscal continúa tratando de buscar elementos que les permita determinar el grado de participación que tuvo en el hecho.

Si bien la policía no halló el arma homicida, en e l lugar del crimen lograron encontrar una huella que pertenece a Estrada. Y ese sería el principal elemento para ubicarlo en la escena donde fue ultimado Navarrete.

Esta semana se le formularon cargos a Estrada quien seguirá en prisión por cuatro meses más hasta tanto concluya la investigación y se establezca la fecha del juicio.

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba