Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Deberá pagar el 35% de su salario como cuota alimentaria por no estar presente en la crianza de sus hijos

Deberá pagar el 35% de su salario como cuota alimentaria por no estar presente en la crianza de sus hijos

En la ciudad de General Roca, la Cámara Civil de Apelaciones ordenó a un padre pagar el 35% de su salario en cuotas alimentarias a sus dos hijos. El fallo tuvo en cuenta especialmente el valor económico que tienen las tareas de cuidado, que en este caso cubre exclusivamente la mamá.

Como monto mínimo, fijó el equivalente al 70% del Salario Mínimo Vital y Móvil, “el que se deberá asegurar aún en el caso de que no trabaje en relación de dependencia”, señaló el fallo.

El caso llegó a la Cámara porque la mamá apeló el monto de cuota que se había fijado en la primera instancia, que era del 30 % del ingreso del padre o, como piso, medio Salario Mínimo. Aquella misma sentencia había homologado las condiciones fijadas hace más de 10 años, en un acuerdo de mediación que habían firmado la madre y el padre.

Cuando la mamá apeló, admitió que la sentencia de primera instancia había aumentado la cuota valorando el paso del tiempo, la devaluación monetaria y las nuevas necesidades de los hijos. Pero cuestionó que no se puso valor en dinero a las tareas exclusivas de cuidado que ella cumple.

“La suma establecida en la sentencia no resulta suficiente para atender las necesidades de los adolescentes, teniendo en cuenta sus necesidades y el nulo aporte del progenitor con relación a las tareas de cuidado que recaen en la progenitora exclusivamente y deben ser valoradas”, definió la Cámara. Y recordó que las necesidades alimentarias de los hijos “incluyen sustento, educación, vestido, habitación, salud, esparcimiento” y que “la falta de trabajo fijo no puede constituir un impedimento”.

“La falta de cumplimiento del progenitor con deberes esenciales respecto de sus hijos, vulnerando derechos humanos básicos de uno de los grupos más desprotegidos de la sociedad, importa además ejercer violencia de género de tipo económica en contra de la progenitora”, dijo la Cámara.

Destacó que la señora “ejerce de manera exclusiva la jefatura familiar y la totalidad de las tareas de cuidado de los adolescentes ante la ausencia de su progenitor. En el marco sociocultural actual y en razón de las obligaciones estatales asumidas por la Argentina en todos sus niveles a partir de la incorporación de los tratados internacionales de Derechos Humanos (…), tal conducta resulta inadmisible, puesto que contribuye a reforzar roles tradicionales de género que nada tienen que ver con elecciones de vida ejercidas en igualdad de condiciones”.

El cuidado exclusivo de la mamá ya se veía en el viejo acuerdo de mediación, cuya homologación también fue revisada por la Cámara de Apelaciones. “Quizá en esa época (2013) fue lo que se entendió prudente o posible de convenir, más no puede ser tildado de definitivo y volverse en contra de quien peticiona ahora el aumento” de la cuota, finalizó el Tribunal.


Gentileza anr
Ir arriba