Usted esta aquí
Home > Regionales >

Día de la Salud: la lucha contra la pandemia nace en las salitas barriales

Los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) se volvieron cajas de resonancia de los efectos de la pandemia. Agentes sanitarias cuentan las experiencias en cuatro barrios de Roca, a poco del Día Internacional de la Salud, el 7 de abril.


Basta con escuchar a trabajadoras de cuatro salitas barriales en Roca, para saber que la emergencia sanitaria hizo estragos durante el 2020. En los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de barrio Nuevo, Chacra Monte, Mosconi y J. J. Gómez -algunos devenidos “minihospitales”- se condensan los esfuerzos cotidianos por garantizar el acceso a la salud integral, en los territorios palpando las adversas condiciones de vida de gran cantidad de familias.

Lo que dejó el primer año de pandemia en los barrios más populosos de Roca es grave, según el registro que llevan las agentes sanitarias y trabajadoras sociales de los CAPS, quienes recorren los barrios y conocen de primera mano la realidad particular de cada usuario y su entorno.

Actividades al aire libre desde el Centro de Salud de barrio Mosconi.

Cuatro barrios con muchos casos de coronavirus que transitaron pérdidas de vecinos y dificultades para acceder a la salud; pero sobretodo para vivir en condiciones dignas. “Hay mucha necesidad de cuestiones básicas como la alimentación. Cambió mucho la demanda. (Mosconi) no era un barrio con necesidades alimentarias, pero mucha gente perdió su trabajo o lo tuvo que interrumpir. Algunas familias pudieron salir y otras todavía están tratando de hacerlo. Además, hubo un impacto subjetivo por el aislamiento. Hay gente que necesita ir a hablar porque está muy estresada”, graficó Julieta Ronzoni, trabajadora social del centro de salud del barrio.

(Mosconi) es uno de los primeros barrios que empezó con contagios. Varios vecinos fallecieron y eso impactó en la población»
Sandra Jerez, agente sanitaria CAPS Mosconi

Con cerca de 30.000 habitantes, en barrio Nuevo la necesidad principal pasa por “lo social”, según la agente sanitaria del CAPS Gloria Lacapra. El barrio está creciendo con nuevas tomas. “Hay falta de alimentos, faltan viviendas con condiciones, falta atención a las adicciones y todo lo que eso conlleva, niños que terminan judicializados, hogares disfuncionales, embarazos precoces, falta anticoncepción”, comentó la trabajadora.

Rastrillaje covid hace unos meses desde el CAPS B. Nuevo

J. J. Gómez tiene unos 20.000 habitantes contabilizando barrios aledaños. La médica Elia Rivera que hace cuatro años trabaja en la institución contó que crecen se multiplican las tomas con viviendas precarias. “El mayor problema es la falta de trabajo y acceso a los servicios”.

Lo principal es la falta de alimentos, las adicciones, viviendas sin condiciones. Cada vez hay más tomas, las familias se asientan como pueden»
Gloria Lacapra, agente sanitaria B. Nuevo

En Chacra Monte, sus cinco tomas y barrio Los Hornos, ya son cerca de 14.000 vecinos. Para Azucena Maulen, agente sanitaria del barrio, las principales necesidades se ven en las condiciones habitacionales, la precariedad de las viviendas, la falta de baño y servicios. “Otro gran problema es el transporte porque hay pocas frecuencias de colectivo. El acceso al centro de Roca es muy difícil”, comentó.

Equipo de salud CAPS Chacra Monte.

Los factores de riesgo se repiten en estos barrios y están asociados a esas condiciones de vida. “Tenemos mucha obesidad, sedentarismo y las afecciones de transmisión sexual son un gran problema”, comentó la médica de J. J. Gómez. “En la población mas joven preocupa el consumo de sustancias, lo que trae aparejadas muchas situaciones de violencia y violencia de género cada vez mas”, agregó Maulén desde Chacra Monte.

“Seguimos padeciendo el problema de los que no tienen las herramientas virtuales” comentaron desde barrio Nuevo y en eso los centros de salud cumplen un rol fundamental, más en tiempos de vacunación.

Salitas “multifunción”

El rol y la demanda que pasaron a tomar los CAPS en el barrio cambió drásticamente ante la emergencia sanitaria no solo porque tuvieron que atender situaciones covid y los efectos de la pandemia, sino hacer las actividades que normalmente desplegaba en las rondas y recorridas; de otra manera.

Encuentro con pacientes crónicos al aire libre. CAPS Barrio Nuevo

En Mosconi, idearon una mesa solidaria dentro del CAPS para ayudar a los vecinos en crisis y ahora realizarán una feria para todos los que se volcaron a emprendimientos como salida económica. En Chacra Monte, hicieron un seguimiento de vecinos recuperados, que los llevó a contactar más de 100 dadores de plasma.

“En la pandemia, desde el centro de salud se trató de asistir a la población evacuando dudas, entregando medicación, controlando a embarazadas y niños, pero fue muy dificil el trabajo diario ya que no se contaba con personal medico diariamente, no había transporte público para que la gente pueda acceder al hospital cuando lo requería”, expresó Azucena desde Chacra Monte.

Agente Sanitaria de barrio Nuevo en plena vacunación covid.

Sería bueno pensar la vacunación en el barrio o ver algún medio de transporte. Hay gente que no tiene para pagar el colectivo»
Azucena Maulen, agente sanitaria CAPS Chacra Monte.

“Hay cuestiones sociales que quedaron solo a cargo de nosotros y el municipio, que teníamos trabajo en terreno. Muchas cuestiones económicas, situación de calle y violencia (…) Lo que hemos trabajado el año pasado no tiene precedentes”, expresó Ronzoni y agregó: “La atención primaria no es solo ir a la salita, la salud es una cuestión integral que hace a las necesidades básicas”, aseguró la trabajadora social.

“En pandemia, reforzamos mucho el tema de seguir haciendo todos los cuidados necesarios”, contó Gloria de barrio Nuevo. Siguieron rastreando a la población y enseñándole cuidados preventivos covid. “Como agentes sanitarios tenemos esa particularidad de la llegada, de llegar a la casa, de conocer a la persona en su entorno, eso nos pone en otra situación”, recalcó Lacapra, quien trabaja en desde el año 1988 en diversos barrios de la ciudad.

“La atención primaria es fundamental porque es donde se hace la prevención. Un trabajo que no se ve, que es fundamental para ahorrar en todo lo que viene en el segundo nivel”, analizó.

La atención primaria no es solo ir a la salita, la salud es una cuestión integral que hace a las necesidades básicas»
Julieta Ronzoni, trabajadora social CAPS Mosconi

Recursos para un acceso real

Un problema común a todas las salitas durante este año fue la falta de recursos tanto humanos como materiales, carencias que terminan atentando contra el derecho a la salud de los usuarios.

“Estamos formados para visitar, hacer rondas y en este tiempo de pandemia fue imposible, se nos hizo muy difícil también por la escacez de gente”, expresó Gloria de barrio Nuevo. Para Elia de J. J. Gómez, se sintió la reducción de médicos por licencias (por factores de riesgo) lo que disminuyó la atención en los CAPS. “Lo que se hizo fue priorizar las consultas más urgentes y mucha gente quedo sin controles”, comentó.

Equipo de trabajo CAPS B. Nuevo.

“Espacios grupales preventivos y terapéuticos es un aspecto a fortalecer, ya que amplia la atención y permite mayor acceso. Hay gente que no llega porque no tenemos los recursos”, señaló Julieta de Mosconi asegurando que se necesita más recurso humano para hablar de garantizar el derecho a la salud.

Fortalecer el primer nivel de atención es fundamental, descentralizar la atención».
Elia Rivera, médica generalista CAPS J.J. Gómez

Además, otro tema latente es el reconocimiento salarial hacia los trabajadores de salud es parte del problema. “Necesitamos ser reconocidos no solo en el aplauso sino también en lo remunerativo”, concluyó Gloria.

Por: Florencia Bark florenciabark@rionegro.com.ar

(Gentileza lacomuna)

Dejar opinión


Top