Usted esta aquí

Día Mundial de la EPOC: La importancia de prevención y diagnóstico temprano

Día Mundial de la EPOC: La importancia de prevención y diagnóstico temprano
Día Mundial de la EPOC: La importancia de prevención y diagnóstico temprano

El tercer miércoles de noviembre de cada año se conmemora el «Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)» con el objetivo de despertar conciencia en la comunidad sobre síntomas, factores de riesgo, tratamientos y en especial sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano.

 

La EPOC se caracteriza por la obstrucción al paso de aire por la vía respiratoria producto de la inflamación y destrucción pulmonar debido a la exposición a gases irritantes o contaminantes ambientales nocivos, de los cuales el principal (80 a 90%) es el humo de tabaco, el resto corresponden al humo de leña, polución ambiental, humos, vapores o partículas en actividades laborales y otros.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC es la tercera causa de muerte en el mundo, afectando a más de 200 millones de personas y siendo responsable de más de 3 millones de muertes cada año a nivel global. En Argentina, cada 100 personas mayores de 40 años, 14,5 padecen EPOC, y de estos, 11 desconocen presentar la enfermedad, ya que los síntomas en un comienzo son leves y pasan desapercibidos retrasando el diagnóstico y tratamiento oportunos.
Si bien las manifestaciones que caracterizan a la EPOC son aparentemente notorias como sensación de falta de aire, tos con producción de mocos, silbidos en el pecho, limitación para el ejercicio y para las actividades de la vida diaria, estas se van instalando tan lentamente que la persona las va incorporando como habituales y cuando llega a la consulta médica, ya convive con estadíos avanzados de la enfermedad que le restringe las actividades que realizaría alguien sano de su mismo sexo y edad.
Afortunadamente, es importante destacar que existen tratamientos efectivos que pueden mejorar la evolución de la enfermedad pero que lamentablemente no pueden curarla.
Por este motivo es fundamental realizar el diagnóstico lo más tempranamente posible. Para ello se hace imprescindible la consulta al Centro de Salud de toda persona que tenga antecedentes de fumador, que fume en la actualidad o que se encuentre expuesto al humo de tabaco u otros contaminantes ambientales en su hogar o en el trabajo y que presente falta de aire al subir pendientes leves o caminar apurado, tos (la mayoría de los días durante 2 años), expectoración (la mayoría de los días durante 2 años), tos y/o expectoración en 3 meses consecutivos o silbidos en el pecho.
Sin dudas, una característica destacable de la EPOC es la de ser prevenible. Si consideramos que el 80 a 90% de la EPOC se relaciona con el consumo de tabaco, es fácil concluir que las medidas más acertadas para evitar esta enfermedad son:
– Tomar conciencia sobre los perjuicios del humo de tabaco para evitar el inicio de la adicción y propiciar el abandono.
– Conocer los beneficios de dejar de fumar y saber que existen tratamientos efectivos para aquellos que fuman. ¿Querés dejar de fumar? escribí al WhatsApp del Programa de Cesación Tabáquica 2984-146009.
– Hace respetar los ambientes 100% libres de humo como una forma de ejercer el derecho a la salud que pertenece a toda la comunidad. Realizá tu denuncia al 0800-999-3040 o al https://www.argentina.gob.ar/salud/consumo-de-tabaco/denuncia-infracciones-la-ley-de-control-de-tabaco.
Por último, es relevante enfatizar que la prevención y la detección temprana de la EPOC son posibles, siendo dos formas certeras de evitar o minimizar sus consecuencias mortales y/o discapacitantes, ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas y contribuyendo a lograr comunidades con más salud.

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

El tercer miércoles de noviembre de cada año se conmemora el «Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)» con el objetivo de despertar conciencia en la comunidad sobre síntomas, factores de riesgo, tratamientos y en especial sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano.

 

La EPOC se caracteriza por la obstrucción al paso de aire por la vía respiratoria producto de la inflamación y destrucción pulmonar debido a la exposición a gases irritantes o contaminantes ambientales nocivos, de los cuales el principal (80 a 90%) es el humo de tabaco, el resto corresponden al humo de leña, polución ambiental, humos, vapores o partículas en actividades laborales y otros.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC es la tercera causa de muerte en el mundo, afectando a más de 200 millones de personas y siendo responsable de más de 3 millones de muertes cada año a nivel global. En Argentina, cada 100 personas mayores de 40 años, 14,5 padecen EPOC, y de estos, 11 desconocen presentar la enfermedad, ya que los síntomas en un comienzo son leves y pasan desapercibidos retrasando el diagnóstico y tratamiento oportunos.
Si bien las manifestaciones que caracterizan a la EPOC son aparentemente notorias como sensación de falta de aire, tos con producción de mocos, silbidos en el pecho, limitación para el ejercicio y para las actividades de la vida diaria, estas se van instalando tan lentamente que la persona las va incorporando como habituales y cuando llega a la consulta médica, ya convive con estadíos avanzados de la enfermedad que le restringe las actividades que realizaría alguien sano de su mismo sexo y edad.
Afortunadamente, es importante destacar que existen tratamientos efectivos que pueden mejorar la evolución de la enfermedad pero que lamentablemente no pueden curarla.
Por este motivo es fundamental realizar el diagnóstico lo más tempranamente posible. Para ello se hace imprescindible la consulta al Centro de Salud de toda persona que tenga antecedentes de fumador, que fume en la actualidad o que se encuentre expuesto al humo de tabaco u otros contaminantes ambientales en su hogar o en el trabajo y que presente falta de aire al subir pendientes leves o caminar apurado, tos (la mayoría de los días durante 2 años), expectoración (la mayoría de los días durante 2 años), tos y/o expectoración en 3 meses consecutivos o silbidos en el pecho.
Sin dudas, una característica destacable de la EPOC es la de ser prevenible. Si consideramos que el 80 a 90% de la EPOC se relaciona con el consumo de tabaco, es fácil concluir que las medidas más acertadas para evitar esta enfermedad son:
– Tomar conciencia sobre los perjuicios del humo de tabaco para evitar el inicio de la adicción y propiciar el abandono.
– Conocer los beneficios de dejar de fumar y saber que existen tratamientos efectivos para aquellos que fuman. ¿Querés dejar de fumar? escribí al WhatsApp del Programa de Cesación Tabáquica 2984-146009.
– Hace respetar los ambientes 100% libres de humo como una forma de ejercer el derecho a la salud que pertenece a toda la comunidad. Realizá tu denuncia al 0800-999-3040 o al https://www.argentina.gob.ar/salud/consumo-de-tabaco/denuncia-infracciones-la-ley-de-control-de-tabaco.
Por último, es relevante enfatizar que la prevención y la detección temprana de la EPOC son posibles, siendo dos formas certeras de evitar o minimizar sus consecuencias mortales y/o discapacitantes, ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas y contribuyendo a lograr comunidades con más salud.


Gentileza Ministerio de Salud Río Negro

[yarp]

Ir arriba