Usted esta aquí
Home > Regionales >

Editorial: Vuelve el reporte, sigue la desconfianza

En pocos días volverán los reportes en vivo del Ministerio de Salud, para ofrecer datos sobre la evolución semanal de la curva de contagios de covid-19 en Río Negro, pero también para aportar información sobre el plan de vacunación en la provincia.

El regreso de las conferencias de prensa fue pensado por el gobierno como una respuesta ante las dudas que todavía persisten entre muchos ciudadanos acerca de la efectividad de las dosis, las diferencias entre los productos aprobados y la logística para la llegada a los hospitales. En síntesis, una fuente de certezas para un momento con dudas extendidas.

El problema es el nivel de credibilidad que genera el emisor de ese mensaje.

Llegando casi al año de pandemia, la cartera sanitaria provincial todavía no puede alejar el halo de dudas que rodea a cada informe diario sobre la situación sanitaria.

La semana pasada marcó una ratificación para esa sensación de desconfianza que persiste en la ciudad desde mediados del 2020, cuando se revelaron las primeras inconsistencias entre las cifras oficiales de contagios y la situación que se vivía en el hospital, los sanatorios y los hoteles donde se alojaba a los vecinos con diagnóstico positivo.

Si uno se guiara sólo por la estadística oficial, el lunes pasado Roca se encontraba ante un escenario casi ideal, a punto de poder ser declarada “libre de covid”, porque entre sus más de 100.000 habitantes, Salud informó que apenas 13 de ellos estaban cursando la enfermedad en ese momento.

Sí. En la misma ciudad en la que a diario te enterás que dentro de tu círculo de conocidos alguien está aislado, donde se repiten los casos de los adolescentes que vuelven de Las Grutas con el virus y donde todavía se discute si la vuelta a clases será un riesgo o un beneficio para alumnos o docentes, el gobierno aseguró que el covid-19 era un problema concreto sólo para el 0,013% de la población.

En forma inédita, alguien se debe haber puesto colorado dentro de la estructura que toma las decisiones y al día siguiente los casos confirmados en Roca fueron 58, una cifra que no se registraba desde el 5 de enero, cuando se ingresaron al sistema oficial 95 casos nuevos, que se sumaron a los 60 del día anterior. Esa vez tampoco hubo una explosión de contagios, sino que se contabilizaron positivos después de tres jornadas seguidas sin procesar datos en la ciudad. Un verdadero desprecio por el valor de las estadísticas como herramienta para la toma de decisiones en el marco de una pandemia.

Ahora bien, el plan de vacunación también está empezando a generar desconfianza. Y no por la efectividad de la Sputnik V, sino por los destinatarios de las dosis dentro del propio sistema de salud.

La semana pasada traspasaron los límites del hospital López Lima las quejas de algunos profesionales, porque todavía esperan su turno para ser inmunizados, cuando aparentemente hubo administrativos que ya recibieron aplicaciones.

Por otra parte, trascendió la tensión que hubo por la distribución regional de las vacunas. En Roca hay muchos de “la trinchera” aún sin cobertura, cuando en Allen la partida recibida alcanzó para prevenir incluso hasta los odontólogos.

Hay mucho por aclarar y ojalá esta vez las conferencias traigan esas respuestas.

Por: Hugo Alonso halonso@rionegro.com.a

(Gentileza lacomuna)

Top