Usted esta aquí
Home > Regionales >

El Banco Patagonia y Sura le deberán pagar a una docente

El Banco Patagonia y Sura le deberán pagar a una docente

La Justicia condenó a una aseguradora y al Banco Patagonia por pólizas que la beneficiaria nunca solicitó. A través de una maniobra lograron debitarle de la cuenta sueldo un seguro por accidentes personales, un seguro combinado familiar y tres pólizas por accidentes personales a nombre de la madre, el padre y un hermano de la docente, a los que se sumó en 2015 un seguro de vida, todos sin haber sido contratados.

Luego de solicitar de manera incansable en el banco Patagonia (agente financiero de Río Negro) que detengan los débitos, nunca lo logró. Por lo que la docente debió iniciar un proceso de mediación en el que la otra parte se negó a participar. Finalmente, tuvo que recurrir a una demanda civil que tuvo un fallo favorable en la sentencia que firma la jueza de Roca Verónica Hernández.

Puede concluirse que las codemandadas -el banco y la aseguradora- no han podido acreditar que la actora -la mujer afectada- haya contratado los seguros que les fueron debitados de su cuenta en la entidad bancaria, e incluso han omitido acompañar documentación que sin dudas debía constar en su poder

En la sentencia se ordena a la aseguradora RSA Argentina (ahora convertida en Sura) y al Banco Patagonia a devolverle todo el dinero, actualizado con los intereses correspondientes, y pagarle además una suma superior a los 200.000 pesos -más intereses- por el daño moral, los gastos que debió afrontar para hacer los reclamos y el daño punitivo por haber violado sus derechos como consumidora. De todas maneras no se encuentra firme porque las empresas apelaron.

Hernández explicó que “puede concluirse que las codemandadas -el banco y la aseguradora- no han podido acreditar que la actora -la mujer afectada- haya contratado los seguros que les fueron debitados de su cuenta en la entidad bancaria, e incluso han omitido acompañar documentación que sin dudas debía constar en su poder”, por lo que consideró que son “inexistentes”.

De acuerdo a la demanda, a finales de 2012 la mujer comenzó a tener descuentos en su cuenta de haberes del Banco Patagonia. Con el tiempo la suma se volvió significativa para la economía familiar y la mujer detectó “un deficitario estado de saldo en su cuenta”, por lo que pidió información a la sucursal bancaria sobre el descuento que aparecía en los resúmenes como RSA Seguros Argentina.

Decidida a poner fin a los descuentos, envió cartas documento al banco y a la aseguradora (antes llamada Royal & Sun Alliance Seguros Argentina S.A. y ahora llamada SURA S.A), pero ninguna de las empresas le respondió. Mientras tanto, los seguros se seguían debitando mes a mes, con primas cada vez más altas.

En el proceso se confirmó que, entre 2012 y 2017, le descontaron un seguro por accidentes personales, un seguro combinado familiar y tres pólizas por accidentes personales a nombre de la madre, el padre y un hermano de la docente, a los que se sumó en 2015 un seguro de vida. Las empresas alegaron que todas las contrataciones habían tenido el consentimiento de la mujer mediante gestiones personales en el banco o comunicaciones telefónicas con una operadora del call center, pero no lo pudieron acreditar con pruebas concretas. También intentaron desligarse entre sí, pero los documentos demostraron que ambas empresas operaban juntas desde la oferta de los seguros.

La jueza analizó una a una las pólizas. La conclusión respecto de la primera prácticamente se repite en todas las demás: “se le ha cobrado mensualmente una prima de un seguro” con un “contrato del cual no existen constancias en autos de su celebración con la actora, quien tampoco ha recibido las pólizas tal como lo afirmaran las codemandadas, y que al serles requerida toda la información necesaria para aclarar la circunstancia, las codemandadas nada claro han acompañado, aportando información incompleta y contradictoria”.

Los procesos en contra del Banco Patagonia por los descuentos de la Aseguradora Sura son una constante en los estatales rionegrinos. Además de las causas en la Justicia, también hay numerosas intervenciones de la Defensoría del Pueblo. Sin embargo aún continúan las suscripciones compulsivas que le generan millones de pesos de ganancia al agente financiero por el que cobran casi la totalidad de los estatales rionegrinos.

Gentileza mejorinformado

Top