Usted esta aquí
Inicio > Alto Valle >

EL CHIMPANCÉ TOTI DEBE SER SACADO DE BUBALCÓ Y LLEVADO A UN SANTUARIO DE PRIMATES

EL CHIMPANCÉ TOTI DEBE SER SACADO DE BUBALCÓ Y LLEVADO A UN SANTUARIO DE PRIMATES
EL CHIMPANCÉ TOTI DEBE SER SACADO DE BUBALCÓ Y LLEVADO A UN SANTUARIO DE PRIMATES

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el amparo que había presentado Bubalcó para frenar la decisión de la justicia rionegrina, que ordenó sacar al animal de esa reserva y trasladarlo a algún centro o santuario dentro o fuera del país.
Ahora, a partir del fallo de la Corte, la justicia rionegrina puede ejecutar la sentencia de febrero pasado, cuando la jueza Angela Sosa resolvió que el animal debía ser llevado a un lugar más apto. A partir de esa medida, Bubalcó apeló la decisión judicial para frenar que saquen de esa reserva a Toti.
Meses después, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, rechazó el planteo de Bubalcó. Esta empresa decidió agotar todas las instancias y llevó el caso a la Corte Suprema Justicia de la Nación. Fue así que en los últimos días, este máximo órgano judicial del país rechazó el recurso de Bubalcó, por lo que ahora queda firme la sentencia de la jueza Sosa.
El próximo paso será realizar pericias e informes “para determinar si Toti puede ser remitido a un centro o santuario para grandes primates, teniendo en cuenta su edad y estado psicofísico”, y a “gestionar el lugar de destino en caso que el traslado sea posible”, tal como estaba previsto en la sentencia de primera instancia y confirmó el Superior Tribunal de Justicia.
Los avances en ese sentido implican trabajar con organismos provinciales y nacionales competentes en materia de ambiente, fauna y sanidad y con las organizaciones internacionales designadas, que emitirán dictámenes y recomendaciones técnicas.
El caso
En febrero pasado, la jueza de amparo Ángela Sosa dictó la sentencia que ordenó trasladar al chimpancé “a un centro y/o santuario para Grandes Primates”, tal como lo habían solicitado el Ministerio Público de la Defensa de la Segunda Circunscripción y la ONG “Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales” (Afada). Esa decisión fue recurrida por las autoridades del parque, que planteó todas las instancias posibles de recursos hasta llegar a la Corte Suprema.

33 años
Toti, inicialmente fue llamado “Nahuel” de unos 33 años, nacido en cautiverio en el zoológico Cutini (Ezeiza-Buenos Aires).

Al cerrar el lugar, Toti y su madre fueron trasladados a un zoológico de Florencia Varela (Buenos Aires). Allí creció y murió su madre por lo que fue aislado y criado en una pequeña habitación. En 2008 fue llevado a un zoológico de Córdoba capital, ingresando con consecuencias en su salud psicofísica, y conductas apáticas producto del aislamiento –sostiene el fallo judicial de la jueza Angela Sosa-. En 2013, el animal es trasladado a Bubalcó, al parecer, por un cambio de Toti por un tigre blanco que estaba en la reserva de Allen.
En 2014, un grupo de personas comprometidas con la defensa de los animales denunciaron las condiciones y el deterioro de la salud de Toti. A partir de allí se inició una serie de medidas con consultas a organismos sanitarios y peritos. En alguno de los peritajes se determinó que Toti estaba en condiciones aceptables aunque no con todas las características que requiere el animal.
En todo el proceso, tomó intervención la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA), y como, se explicó, en la actuación judicial intervino la defensora pública, Belén Delucchi, en representación de Toti.

A principios de año, la jueza Angela Sosa, resolvió varias cuestiones relacionadas al tipo de recurso que se presentó, e hizo lugar al amparo presentado por AFADA, y ordenar el traslado de Toti a un centro o santuario para grandes primates. Para ello, se contempló para la ejecución de la sentencia, la designación de un equipo de expertos sugeridos en una de las pericias para que evalúen la factibilidad y condiciones del traslado, además de determinar el destino.

Además, sostiene el fallo que “los costos del traslado no serán asumidos por Bubalco S.A. debiendo los amparistas arbitrar los medios a tal fin”.
 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el amparo que había presentado Bubalcó para frenar la decisión de la justicia rionegrina, que ordenó sacar al animal de esa reserva y trasladarlo a algún centro o santuario dentro o fuera del país.
Ahora, a partir del fallo de la Corte, la justicia rionegrina puede ejecutar la sentencia de febrero pasado, cuando la jueza Angela Sosa resolvió que el animal debía ser llevado a un lugar más apto. A partir de esa medida, Bubalcó apeló la decisión judicial para frenar que saquen de esa reserva a Toti.
Meses después, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, rechazó el planteo de Bubalcó. Esta empresa decidió agotar todas las instancias y llevó el caso a la Corte Suprema Justicia de la Nación. Fue así que en los últimos días, este máximo órgano judicial del país rechazó el recurso de Bubalcó, por lo que ahora queda firme la sentencia de la jueza Sosa.
El próximo paso será realizar pericias e informes “para determinar si Toti puede ser remitido a un centro o santuario para grandes primates, teniendo en cuenta su edad y estado psicofísico”, y a “gestionar el lugar de destino en caso que el traslado sea posible”, tal como estaba previsto en la sentencia de primera instancia y confirmó el Superior Tribunal de Justicia.
Los avances en ese sentido implican trabajar con organismos provinciales y nacionales competentes en materia de ambiente, fauna y sanidad y con las organizaciones internacionales designadas, que emitirán dictámenes y recomendaciones técnicas.
El caso
En febrero pasado, la jueza de amparo Ángela Sosa dictó la sentencia que ordenó trasladar al chimpancé “a un centro y/o santuario para Grandes Primates”, tal como lo habían solicitado el Ministerio Público de la Defensa de la Segunda Circunscripción y la ONG “Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales” (Afada). Esa decisión fue recurrida por las autoridades del parque, que planteó todas las instancias posibles de recursos hasta llegar a la Corte Suprema.

33 años
Toti, inicialmente fue llamado “Nahuel” de unos 33 años, nacido en cautiverio en el zoológico Cutini (Ezeiza-Buenos Aires).

Al cerrar el lugar, Toti y su madre fueron trasladados a un zoológico de Florencia Varela (Buenos Aires). Allí creció y murió su madre por lo que fue aislado y criado en una pequeña habitación. En 2008 fue llevado a un zoológico de Córdoba capital, ingresando con consecuencias en su salud psicofísica, y conductas apáticas producto del aislamiento –sostiene el fallo judicial de la jueza Angela Sosa-. En 2013, el animal es trasladado a Bubalcó, al parecer, por un cambio de Toti por un tigre blanco que estaba en la reserva de Allen.
En 2014, un grupo de personas comprometidas con la defensa de los animales denunciaron las condiciones y el deterioro de la salud de Toti. A partir de allí se inició una serie de medidas con consultas a organismos sanitarios y peritos. En alguno de los peritajes se determinó que Toti estaba en condiciones aceptables aunque no con todas las características que requiere el animal.
En todo el proceso, tomó intervención la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA), y como, se explicó, en la actuación judicial intervino la defensora pública, Belén Delucchi, en representación de Toti.

A principios de año, la jueza Angela Sosa, resolvió varias cuestiones relacionadas al tipo de recurso que se presentó, e hizo lugar al amparo presentado por AFADA, y ordenar el traslado de Toti a un centro o santuario para grandes primates. Para ello, se contempló para la ejecución de la sentencia, la designación de un equipo de expertos sugeridos en una de las pericias para que evalúen la factibilidad y condiciones del traslado, además de determinar el destino.

Además, sostiene el fallo que “los costos del traslado no serán asumidos por Bubalco S.A. debiendo los amparistas arbitrar los medios a tal fin”.
 


(Gentileza mediosdelaire)
Ir arriba