Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El desafortunado momento que vivió Laurita Fernández en su hogar: «Un delito…»

El desafortunado momento que vivió Laurita Fernández en su hogar: «Un delito…»

Laurita Fernández, reconocida conductora de televisión y teatro, vivió un momento de sorpresa al regresar a su hogar y encontrarse con una desagradable realidad: sus prendas de vestir destrozadas por su perrita Miel. La artista decidió compartir esta travesura canina a través de las redes sociales, generando un gran revuelo entre sus seguidores.

A pesar de estar atravesando un excelente momento tanto en lo personal como en lo profesional, Laurita Fernández se encontró con una situación inesperada al llegar a su casa luego de un agotador día de trabajo. Miel, la perrita que había adoptado en diciembre del año pasado, había causado un verdadero desastre en el lugar, destrozando prendas, accesorios y hasta una cartera. La conductora no pudo evitar mostrar su asombro y consternación al presenciar tan desagradable escena.

Con un tono de humor, Laurita compartió las imágenes de sus prendas mutiladas en las redes sociales y bromeó sobre el «delito» cometido por su mascota. «Anoche cuando volví. Un delito, muchas pruebas, todas apuntan a una sospechosa», escribió junto a una fotografía de una cartera rota en su mano. Además, añadió otras instantáneas donde se podían ver sus zapatos y prendas de vestir destrozadas. A pesar del dolor de cabeza que esto le generó, la conductora trató de tomarse la situación con buen humor.

En su rol de detective, Laurita continuó recogiendo pruebas y fotografió a Miel durmiendo al lado de las prendas destrozadas, generando un momento hilarante. Aunque fue un episodio complicado, la conductora no dejó que esto afectara su cariño por su querida mascota, a quien considera parte de su familia. Miel, una Labradoodle de raza australiana, tiene un especial significado para Laurita, ya que sus ojos le recuerdan a su abuela, Rosa.

A pesar del susto y los objetos perdidos, Laurita Fernández demostró que es capaz de sobrellevar con humor y tranquilidad los imprevistos de la convivencia con una mascota. Esta historia sirve como recordatorio de la importancia de ser comprensivos y pacientes con nuestros amigos de cuatro patas, y cómo su travesuras pueden convertirse en anécdotas divertidas y memorables. En definitiva, Miel se ha ganado un lugar en el corazón de su dueña a pesar de los destrozos ocasionales.

Laurita Fernández vivió un desafortunado episodio al encontrarse con sus prendas destrozadas por su traviesa perrita Miel. Aunque fue un momento incómodo, la conductora supo tomarlo con humor y demostró su amor inquebrantable por su fieles compañera. Miel, una Labradoodle, continuará siendo parte de la vida de Laurita, quien ha aprendido a lidiar con las travesuras de su adorada mascota.

 


Ir arriba