Usted esta aquí
Inicio > Alto Valle >

EL GOBIERNO INFORMÓ CÓMO DETERMINARÁ EL VALOR DE LAS FACTURAS DE LUZ Y GAS

EL GOBIERNO INFORMÓ CÓMO DETERMINARÁ EL VALOR DE LAS FACTURAS DE LUZ Y GAS
EL GOBIERNO INFORMÓ CÓMO DETERMINARÁ EL VALOR DE LAS FACTURAS DE LUZ Y GAS

El Gobierno nacional anunció una transformación en la segmentación de los subsidios a las tarifas de luz y gas, reemplazando el modelo implementado por la administración anterior. A partir de abril, se adoptará un enfoque que considere el ingreso total del grupo familiar y una “canasta básica energética” específica para cada región del país.

 
Este cambio determinará el monto de la asistencia para cada tipo de hogar y forma parte integral del ajuste fiscal que lidera el Ministerio de Economía, con la meta de alcanzar el equilibrio fiscal en 2024.
 
La decisión fue comunicada por el Secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, durante la audiencia pública virtual del gas en curso. En este evento, se analizan los aumentos significativos en las facturas del servicio público, que incluyen la eliminación de subvenciones, una recomposición de los ingresos de las empresas y un índice de indexación mensual para evitar retrasos en términos reales. También se presentarán alternativas para el llenado del Gasoducto Norte.
 
¿Cómo será la nueva segmentación tarifaria?
 
Según explicó Chirillo en su presentación, la nueva propuesta para los subsidios se basa en cinco pilares y serán determinados en base a una Canasta Básica Energética que cubra las necesidades de los usuarios, “con distintos tipos de consumo en las zonas del país”.
 
Primero, se determinarán los ingresos totales del grupo conviviente en una unidad familiar. Segundo, se establecerá una “canasta energética básica”, que cubrirá las necesidades esenciales de las personas y se determinará en términos de metros cúbicos para el gas o kilovatios horas al mes para la electricidad, siendo el máximo considerado para subsidiar. Esta cesta tendrá en cuenta los distintos tipos de consumo en diversas zonas del país.
Posteriormente, se contrastará el costo de esas cantidades (MM3 o kwH/mes) con el ingreso del grupo conviviente, limitando la incidencia de ese costo a un porcentaje del ingreso y subsidiando la diferencia. Chirillo explicó que “el subsidio será para situaciones de vulnerabilidad”, otorgándose cuando el precio de la canasta básica energética supera un porcentaje determinado de los ingresos totales del grupo conviviente.
 
Actualmente, la segmentación se realiza en tres universos de usuarios determinados por la Canasta Básica Total (CBT) del Indec. Los usuarios de N1 (ingresos altos) pagan tarifa plena, los de N2 (ingresos bajos) disfrutan de tarifa social, y los de N3 (ingresos medios) mantienen un subsidio limitado.
 
Este cambio busca eliminar superposiciones y mejorar el control en el padrón de usuarios, ya que muchos están en N2, generando subsidios generalizados debido a que los precios fijados en los mercados mayoristas no cubren los costos, según apuntó Chirlillo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

El Gobierno nacional anunció una transformación en la segmentación de los subsidios a las tarifas de luz y gas, reemplazando el modelo implementado por la administración anterior. A partir de abril, se adoptará un enfoque que considere el ingreso total del grupo familiar y una “canasta básica energética” específica para cada región del país.

 
Este cambio determinará el monto de la asistencia para cada tipo de hogar y forma parte integral del ajuste fiscal que lidera el Ministerio de Economía, con la meta de alcanzar el equilibrio fiscal en 2024.
 
La decisión fue comunicada por el Secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, durante la audiencia pública virtual del gas en curso. En este evento, se analizan los aumentos significativos en las facturas del servicio público, que incluyen la eliminación de subvenciones, una recomposición de los ingresos de las empresas y un índice de indexación mensual para evitar retrasos en términos reales. También se presentarán alternativas para el llenado del Gasoducto Norte.
 
¿Cómo será la nueva segmentación tarifaria?
 
Según explicó Chirillo en su presentación, la nueva propuesta para los subsidios se basa en cinco pilares y serán determinados en base a una Canasta Básica Energética que cubra las necesidades de los usuarios, “con distintos tipos de consumo en las zonas del país”.
 
Primero, se determinarán los ingresos totales del grupo conviviente en una unidad familiar. Segundo, se establecerá una “canasta energética básica”, que cubrirá las necesidades esenciales de las personas y se determinará en términos de metros cúbicos para el gas o kilovatios horas al mes para la electricidad, siendo el máximo considerado para subsidiar. Esta cesta tendrá en cuenta los distintos tipos de consumo en diversas zonas del país.
Posteriormente, se contrastará el costo de esas cantidades (MM3 o kwH/mes) con el ingreso del grupo conviviente, limitando la incidencia de ese costo a un porcentaje del ingreso y subsidiando la diferencia. Chirillo explicó que “el subsidio será para situaciones de vulnerabilidad”, otorgándose cuando el precio de la canasta básica energética supera un porcentaje determinado de los ingresos totales del grupo conviviente.
 
Actualmente, la segmentación se realiza en tres universos de usuarios determinados por la Canasta Básica Total (CBT) del Indec. Los usuarios de N1 (ingresos altos) pagan tarifa plena, los de N2 (ingresos bajos) disfrutan de tarifa social, y los de N3 (ingresos medios) mantienen un subsidio limitado.
 
Este cambio busca eliminar superposiciones y mejorar el control en el padrón de usuarios, ya que muchos están en N2, generando subsidios generalizados debido a que los precios fijados en los mercados mayoristas no cubren los costos, según apuntó Chirlillo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

(Gentileza mediosdelaire)
Ir arriba