Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El Gobierno pidió formalmente inspeccionar las bases extranjeras en el país

El Gobierno pidió formalmente inspeccionar las bases extranjeras en el país

El Gobierno argentino ha solicitado formalmente la inspección de la base de China en Neuquén y de la Unión Europea en Mendoza, debido a preocupaciones sobre posibles actividades militares y amenazas geopolíticas. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), a través de la Jefatura de Gabinete de la Nación, coordinará las inspecciones técnicas en ambas estaciones espaciales, con el fin de garantizar transparencia y seguridad en las operaciones.

La base china en Neuquén, ubicada en Quintuco, ha generado sospechas desde su creación debido a denuncias de posibles actividades de espionaje y uso militar por parte de Estados Unidos. Además, la agencia que controla la estación espacial, perteneciente al ejército chino, ha levantado preocupaciones sobre el involucramiento militar en la región. El acuerdo para la instalación de esta base fue firmado durante el gobierno kirchnerista, otorgando a la empresa china la potestad de 200 hectáreas en la provincia patagónica por 50 años.

Por otro lado, la base de la Unión Europea en Mendoza también será inspeccionada, asegurando que se cumplan los parámetros técnicos y científicos acordados. La presencia del Director de Asuntos Legales y Exteriores de la Agencia Espacial Europea en el país reafirma el compromiso de la organización con la transparencia y cooperación requerida.

Las autoridades argentinas mantienen su postura de investigar en profundidad las actividades que se llevan a cabo en estas bases extranjeras, buscando «salvaguardar los intereses nacionales y evitar posibles influencias geopolíticas». 

La embajada de China en Buenos Aires ha respondido a estas sospechas, asegurando que la base en Neuquén tiene un propósito exclusivamente civil y que opera bajo un modelo abierto y transparente. Destacan que la instalación permite la realización de investigaciones científicas en colaboración con la CONAE y otros países, asumiendo un compromiso educativo y científico. Sin embargo, el gobierno argentino buscará verificar estos datos a través de las inspecciones planificadas.

La preocupación por posibles actividades militares y la influencia geopolítica de China y la Unión Europea motiva estas acciones, en línea con el compromiso de controlar y regular adecuadamente las operaciones espaciales en Argentina.


Ir arriba