Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El Gobierno planea pasar a planes sociales a los jubilados que accedieron por moratoria

El Gobierno planea pasar a planes sociales a los jubilados que accedieron por moratoria

El Gobierno de Argentina está evaluando la posibilidad de pasar a los jubilados que accedieron por moratorias a beneficiarios de planes sociales, en un intento por corregir las desigualdades presentes en el sistema jubilatorio. Esta iniciativa, que debe pasar por el Congreso ya que las moratorias anteriores fueron establecidas por leyes parlamentarias, busca poner fin a las injusticias heredadas, como señalan desde la Casa Rosada.

Según la evaluación oficial, «cerca de 4 millones de personas se jubilaron a través de las diferentes moratorias sin haber completado los aportes correspondientes, lo que ha llevado a un desfinanciamiento del sistema previsional». El Gobierno considera injusto que se destinen recursos a aquellos que no realizaron aportes regulares durante su vida laboral, afectando a quienes sí lo hicieron.

Debido a la aceleración inflacionaria, los jubilados han sido uno de los sectores más perjudicados, experimentando una importante caída en sus ingresos estimada en alrededor del 30% en los últimos meses en términos reales. Frente a esta situación, el Gobierno está considerando alternativas que aseguren asistencia a los jubilados por moratoria, mediante un sistema de subsidios vinculados a los planes sociales.

Actualmente, se estima que existen más beneficios otorgados por moratorias (3,6 millones) que beneficios otorgados a aquellos que cumplen con los aportes regularmente (3,2 millones). Cabe destacar que el pago de jubilaciones y pensiones representa casi el 40% del gasto público, siendo el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) responsable de un gasto equivalente al 7,2% del PBI en el año pasado, según datos de IDESA.

Es importante tener en cuenta que, antes de la pandemia en 2019, aproximadamente el 55% del sistema jubilatorio era financiado por aportes salariales, mientras que el resto provenía de impuestos y transferencias del Tesoro. Las últimas estimaciones indican que existen solamente 1,8 trabajadores aportando por cada persona que cobra un haber jubilatorio, cuando lo óptimo sería contar con al menos tres trabajadores por cada jubilado para que el sistema se autofinancie.

El SIPA, concebido como el régimen general, cuenta con regímenes especiales que ofrecen beneficios superiores y regímenes diferenciales que permiten una edad de retiro más temprana, señala IDESA. Además, operan de forma paralela al SIPA 13 cajas provinciales, 29 cajas municipales, 82 cajas de profesionales, 2 cajas de bancos públicos y cajas complementarias, las cuales presentan diferentes reglas y beneficios especiales. En conjunto, se estima que existen cerca de 240 regímenes que pagan alrededor de 10 millones de jubilaciones y pensiones.

Con esta medida, el Gobierno busca «atender a los jubilados que accedieron por moratoria y brindarles una asistencia más acorde a sus necesidades, a la vez que se busca corregir las desigualdades presentes en el sistema jubilatorio argentino». El análisis de esta propuesta implica un desafío ya que deberá ser debatida y aprobada por el Congreso, donde se definirá el futuro de esta medida.


Ir arriba