Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El marido la amenazaba de muerte y ahora no la encuentran

El marido la amenazaba de muerte y ahora no la encuentran:

A 48 horas del último 8M, una fecha que simboliza la permanente lucha de las mujeres por sus derechos, la igualdad y para que no las maten. También se cumplieron 48 horas de la desaparición de Marlene Graciela Robledo, a quien buscan de manera desesperada y la Justicia activó el protocolo previendo que podría tratarse de una situación de violencia de género. Las sospechas están puestas en el padre de sus tres hijos, quien también desapareció.

La mujer de 30 años decidió salir a cenar el martes por la noche. Sus hijos recordaron que habló por teléfono, se cambió y les dijo que iba a cenar con una amiga, por el día de la Mujer. Sin embargo Marlene nunca regresó.

El miércoles por la mañana los padres realizaron la denuncia y a partir de allí el Ministerio Público lanzó un alerta para poder localizarla. La situación se agravó aún más cuando la mujer señalada por los hijos como la compañera de velada, le aseguró a la Policía que no estuvo con ella.

El padre de la mujer realizó la denuncia y aportó un mensaje que recibió a su celular cerca de las 3 de la mañana del miércoles. “Tengo miedo de volver a casa. Pero voy a volver por los chicos”, le confesó a Antonio Robledo. El hombre junto con su esposa encabezaron una marcha en la que exigieron la aparición de Marlene en las puertas de la Ciudad Judicial de Roca. Luego, junto con amigos del barrio, decidieron cortar la ruta 22 a la altura de J.J. Gómez en reclamo de su aparición.

En la casa de los abuelos paternos en el barrio rural de Chacramonte, los tres niños esperan por la mujer. Al mismo tiempo también desapareció el padre sobre quien caen todas las sospechas. “Él se dio a la fuga”, aseguran los familiares, aunque prefieren “ni pensar en eso, por Dios”, dijeron en relación a la posibilidad de que su vida esté en peligro.

La madre de Marlene confirmó que su hija era víctima de violencia de género: “Su pareja la había amenazado de muerte. Ella se quería separar. Nos enteramos ahora que él la golpeaba”. 

Marlene es delgada, tiene pelo largo negro hasta los hombros, tez morena y ojos marrones. En una de sus piernas tiene tatuado un león que comienza en la cadera, y otro, un rosario en el tobillo.

 

Gentileza mejorinformado

Ir arriba