Usted esta aquí
Home > Regionales >

El municipio donó 20 cámaras y quiere saber si funcionan

El crecimiento de hechos delictivos en Roca y la polémica sobre el deficiente funcionamiento del sistema de cámaras de seguridad que controla la provincia a través de la línea 911 RN Emergencia, la intendenta María Emilia Soria se solicitó informes a través de una nota formal dirigida a la Secretaría de Seguridad por las 20 cámaras que el municipio le donó al centro de monitoreo para tener una mayor cobertura de la ciudad.

El pedido concreto de Soria a la secretaria Betiana Minor es para conocer con detalles cuáles son “las políticas que se aplican y herramientas con las que se cuenta para garantizar la seguridad de los y las roquenses”, argumentó la intendenta en la nota enviada al despacho de la funcionaria provincial.

Se trata de un nuevo pedido en relación al mismo tema que preocupa. Hace unos meses la demanda surgió desde los barrios y ahora el planteo se traslada al centro de la ciudad, donde los golpes son cada vez más recurrentes y de mayor resonancia por lo botines millonarios que se apropian los delincuentes.

Soria le recordó a la secretaria de Seguridad que el municipio le cedió 20 cámaras de última generación para que sean colocadas en distintas zonas de la ciudad y pasen a integrar sistema de video vigilancia que funciona en el primer piso de la Comisaría 3°. El misiva pide una actualización respecto de “la etapa en que se encuentra la instalación de las 20 cámaras de seguridad que entregó el Municipio en 2020 al Centro de Monitoreo para colaborar con las tareas de seguridad que debe llevar adelante el gobierno provincial”.

Asimismo le manifestó su preocupación “por el aumento de robos tanto en los barrios como en el centro de la ciudad” y solicitó información “sobre el mapa del delito y las herramientas con las que se cuenta para mitigarlo, como cantidad de efectivos policiales por destacamento, cantidad de patrulleros en funcionamiento y barrios a los que se encuentran asignados”.

En los últimos días llamó la atención la seguidillas de golpes y sobre todo uno que se dio en plena zona bancaria en un edificio céntrico, donde cuatro delincuentes se apoderaron de 300 mil dólares y un millón de pesos. Y se reavivó la polémica por el funcionamiento de las cámaras de seguridad, que por trascendidos indican que más de la mitad no funciona. Tampoco hay información si las que fueron donadas por el municipio alguna vez fueron conectadas al sistema de video vigilancia del 911 RN Emergencia

Gentileza mejorinformado

Top