Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El recuerdo más emblemático del flaco Traverso fue en Roca: ganó con la coupé Fuego en llamas

El recuerdo más emblemático del flaco Traverso fue en Roca: ganó con la coupé Fuego en llamas

En la memoria de los roquenses y gran parte de rionegrinos está la carrera de TC2000 que se corrió 1988 en el Autódromo Parque ciudad de General Roca.  

Ese día el Flaco Traverso llegó a la meta manejando la Renault Coupé literalmente prendida fuego. El ídolo del automovilismo tuvo destacados momentos a lo largo de toda su trayectoria, sin embargo, este fue el más emblemático y es un orgullo local.

Ese día quedaban 600 metros para que termine la carrera y el aceite hirviendo encendió el fuego en el coche preparado por Oreste Berta. Como escolta iba Silvio Oltra que buscaba sobrepasarlo y el público deliraba mientras veía la obra más gloriosa del flaco.  

A 35 años del día en que Traverso ganó una carrera con el auto en llamas -  Superdeportivo.com.ar

«Se me rompió una manguera y comencé a perder aceite, fundamentalmente sobre los escapes. Llegué a derramar prácticamente todo el lubricante en las últimas tres vueltas, lo que hizo levantar la temperatura del motor hasta ponerlo al rojo vivo. Recién percibí el fuego muy cerca de la llegada y no podía parar… Otro problema era el humo que se metía en el habitáculo, no me dejaba ver ni respirar, pero faltaba tan poco que no podía desperdiciar la posibilidad de ganar esa carrera», recordó el Flaco sobre la epopeya de aquella segunda fecha del 3 de abril. 

«Fue un momento clave. Me dije ‘puedo ganar o se puede quemar. Si se quema me bajo’, me desaté los cinturones, destrabé la puerta, miré dónde estaban los bomberos como para estacionar allí si se ponía fea la cosa», contaba Traverso años después. En efecto, apenas pasó la bandera a cuadros detuvo la máquina al costado de la pista entre llamaradas cada vez más grandes y pudo bajarse hasta ser llevado en andas por el público. 

Al flaco Traverso le gustaba nuestra ciudad. Cada vez que venía una categoría nacional a correr a nuestro autódromo, se lo podía ver en los días previos al domingo, caminando por las calles y conversando con la gente.  

Hace algunos años, desde la AVGR recrearon el momento histórico en el autódromo, para la memoría de los más grandes y la locura de los más jovenes. 

Hoy el mundo despide al genio que sobre las cuatro ruedas hizo feliz a millones de argentinos, un piloto que pasó a ser leyenda. Hoy le decimos adiós a un hombre que lleva un apellido que nunca se olvidará en el suelo roquense.  


Gentileza anr
Ir arriba