Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El sacrificio de Furia en Gran Hermano: la emotiva historia detrás de su vestido rojo

El sacrificio de Furia en Gran Hermano: la emotiva historia detrás de su vestido rojo

En la última gala de Gran Hermano, Juliana ‘Furia’ Scaglione deslumbró a todos con un impresionante vestido rojo. Sin embargo, lo que nadie sabía es la historia conmovedora que se escondía detrás de esta prenda. Su hermana, Coy, decidió revelar la verdad a través de las redes sociales y conmovió a todos con el sacrificio que Furia hizo por su familia.

Según relató Coy, cuando Furia ingresó a la casa de Gran Hermano, le pidieron que llevara un vestido rojo. Sin embargo, la participante no tenía suficiente dinero para comprar uno. A pesar de esto, en lugar de pensar en sí misma, Furia pensó en su hermana Coy, quien se encargaría de administrar sus asuntos mientras estuviera en el reality.

«El valor del vestido era de $20 mil pesos en ese momento. Y ella, otra vez, no pensó en ella, sino que volvió a pensar en mí. Me dijo: Coy si yo gasto ese dinero con lo último que cobré de mi trabajo, no vas a tener plata para mantener todo lo que te dejo acá a cargo», reveló emocionada Coy. Esta muestra de amor y preocupación por su familia demuestra el verdadero espíritu de Furia.

A pesar de las discusiones y el convencimiento de su hermana, Furia decidió no comprar el vestido y sacrificó su propio deseo de lucir espectacular en la gala. Siempre pensando en los demás y dejando sus necesidades en segundo plano, la participante demostró una vez más su valentía y entrega.

Coy compartió los mensajes que intercambiaron en ese momento para probar la veracidad de su historia. En los mensajes, se puede ver cómo Furia se negaba a gastar tanto dinero y cómo su hermana le animaba a ser menos cautelosa con el dinero y a darse el gusto de lucir hermosa.

Para finalizar su relato, Coy se dirigió a los seguidores de Furia y les agradeció por todo el apoyo que le dan a su hermana sin siquiera saber la verdadera historia detrás de su sacrificio. «Ayer cuando la vi con el vestido rojo, lloré muchísimo. Porque yo sola sé lo importante que es para Furia y lo que hacen ustedes por ella sin saber lo que yo sí sé», expresó emocionada Coy.

Esta historia prueba una vez más que Furia no solo es una estratega en el juego de Gran Hermano, sino también una persona increíblemente generosa y amorosa. Su sacrificio por su familia refleja su espíritu único y la admiración que sus seguidores sienten por ella.

 


Ir arriba