Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

El truco secreto para volver a tener como nuevas tus ollas y sartenes de acero inoxidable

El truco secreto para volver a tener como nuevas tus ollas y sartenes de acero inoxidable

Limpiar las ollas y sartenes puede ser una tarea tediosa y desagradable, especialmente cuando los restos de comida quedan pegados en el fondo o cuando el fuego ha dejado manchas en la base. Sin embargo, existe un truco casero que te permitirá devolverle su brillo original a tus utensilios de cocina de acero inoxidable utilizando ingredientes naturales.

El acero inoxidable es conocido por su durabilidad y resistencia a la oxidación, lo que lo convierte en un material ampliamente utilizado para las ollas y sartenes. No obstante, con el tiempo, estos utensilios pueden acumular restos de comida quemada, lo que les da un aspecto deslucido y percudido.

El truco consiste en utilizar carbón y limón. Para comenzar, debes triturar el carbón en polvo fino, usando un mazo de cocina y una bolsa resistente. Luego, pasa el polvo de carbón por un colador para eliminar cualquier fragmento grande que no se haya desintegrado por completo.

Una vez que tengas el polvo de carbón listo, corta un limón por la mitad y exprime todo su jugo sobre el carbón triturado en un recipiente. A continuación, mezcla ambos ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Esta pasta combina las propiedades abrasivas del carbón con el ácido cítrico del limón, lo que la hace ideal para eliminar grasa y suciedad de tus recipientes.

La aplicación de la pasta se realiza con una esponja suave, asegurándote de cubrir todas las áreas afectadas. Frota suavemente para eliminar los residuos quemados y la grasa. Durante este proceso, se recomienda el uso de guantes para proteger las manos.

Una vez que hayas limpiado completamente las ollas y sartenes, enjuágalas con agua tibia para eliminar cualquier residuo de la pasta. Después, sécalas con un paño suave y absorbente para evitar la formación de manchas de agua.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Más natural (@masnatural0)

Para prevenir la acumulación de residuos en el futuro, es importante limpiar las ollas y sartenes después de cada uso. Utiliza una esponja suave y evita el uso de virulanas o productos demasiado abrasivos que puedan rayar la superficie. Además, espera a que los utensilios se enfríen antes de sumergirlos en agua fría, para evitar deformaciones debido al choque térmico.

Siguiendo estos sencillos pasos, tus ollas y sartenes de acero inoxidable lucirán como nuevas y estarán listas para ser utilizadas en tus próximas aventuras culinarias. Anímate a probar este truco casero que utiliza ingredientes naturales para mantener tus utensilios relucientes.


Ir arriba