Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

“Ella quería ser libre. No es que si no es tuya no es de nadie. Este es el mensaje”

“Ella quería ser libre. No es que si no es tuya no es de nadie. Este es el mensaje”

Emanuel Roa Moreno, el abogado querellante en representación de la familia de Agustina, cerró su alegato pidiéndoles a los integrantes del jurado que juzguen basándose en la totalidad de las pruebas presentadas. Y remarcó: “ella quería ser libre y tenés que respetarlo. No es que si no es tuya no es de nadie. Ese es el mensaje que tiene que ser claro a partir del veredicto de ustedes”. Y lo más razonable es que ese veredicto “sea de culpabilidad”, dijo

 

También resaltó que la coartada que presentó Parra Parra “fue desacreditada” por las distintas pericias que se realizaron, ya que se mostró que “estaba en la zona en el horario en que ocurrió el crimen” y que mintió con respecto a varios horarios que mencionó. “La cronología es diferente”, enfatizó.

 

Leé también: Parra no pudo mirar las imágenes de Agustina tendida en el piso

 

El profesional apuntó que Agustina “intentó huir; intentó escapar” del departamento al recibir el primer ataque pero “alguien se lo impidió; ese alguien fue Pablo Parra”. Para Roa Moreno, “hubo un solo atacante” y la muchacha trató de abandonar el departamento pero éste “no se lo permitió” al cerrar violentamente la puerta sobre la mano de la chica. Por eso, las fracturas en los dedos.

 

Coincidió con la descripción de la fiscalía sobre la forma en que se realizó el ataque: tras retenerla, la empujó violentamente, la tomó de los cabellos y la golpeó contra el futón. En ese momento, Agustina había perdido el conocimiento porque había sufrido una fractura en la base del cráneo y que luego le provocaría la muerte cerebral.

 

Seguí leyendo: Jornada clave en el juicio: mostraron los chats de Parra a un amigo

 

Pero el atacante la siguió golpeando. Aún cuando no tenía ninguna posibilidad de defenderse”, dijo. Lo que no se condice con una agresión en medio de un robo. “Agustina no tuvo posibillidades de defenderse. En ese contextto de ataque, con la mano reventada, no hay ninguna posibilidad de que se haya podido defender”, dijo.

 

El querellante relató después que el atacante (Parra), “preparó la escena acomodando el cuerpo” de manera que no interrumpiera la apertura de la puerta. “porque después debía ingresar por allí”.

 


Ir arriba