Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

En medio del paro de ATE, el Gobierno cambia las autoridades del PAMI en Río Negro

En medio del paro de ATE, el Gobierno cambia las autoridades del PAMI en Río Negro

En medio del paro de 48 horas de ATE contra las polémicas designaciones de funcionarios en el PAMI, el Gobierno desplazó al frente de su jefatura provincial a Carlos Montenegro y designó en su lugar al doctor Juan Ignacio Viñals. Lo hizo este jueves, de acuerdo a la Resolución 1393/2024.

El sindicato había denunciado que Montenegro designó sin criterio alguno a Ariel Zúñiga como Coordinador de Políticas Sociales, quien en pocas horas accedió de manera irregular a información confidencial de los 100.000 beneficiarios del PAMI en la provincia.

“La decisión de cambiar la máxima autoridad del PAMI en la provincia es absolutamente acertada. Esta gente que se había acercado a la obra social eran unos improvisados que batieron todos los récords. En sólo un par de semanas cometieron graves y numerosas irregularidades”, dijo Rodolfo Aguiar, secretario general nacional de ATE y trabajador de PAMI..

“Aunque tenemos que reconocer que no nos dejan muy bien parados, porque oportunamente habíamos valorado que se convocara para dirigir la obra social en la provincia a alguien de carrera y hoy quedó demostrado que la antigüedad no garantiza nada: 41 años de servicio y no sabían armar ni siquiera un expediente. Quedó demostrado sólo en un puñado de días que conducir los destinos de la obra social requiere de una inteligencia que estuvo ausente en todo este proceso”, agregó.

El sindicato resolvió suspender al menos por siete días las medidas de fuerza, mientras avanza en asamblea cómo continuar el proceso de reclamos al organismo. Entre ellos, la demora en la entrega de medicación oncológica, prótesis y reintegros.

“Desde ATE vamos a realizar asambleas y en las próximas horas decidiremos qué pasos vamos a dar. En principio estamos frente a una respuesta positiva de parte de las autoridades y por lo tanto creemos que como gesto de buena voluntad deberíamos suspender por unas semanas el paro y todas las medidas de fuerza. Tenemos que seguir alentando instancias de diálogo que nos permitan ahora encontrar respuestas a los otros reclamos que hemos planteado”, dijo Aguiar.

“Hacemos un reconocimiento a todos los trabajadores y también a los centros de jubilados que se involucraron en este conflicto que no tiene otro objetivo que no sea garantizar que la obra social preste servicios eficientes y de calidad a los casi 100.000 beneficiarios que hay en la provincia”, agregó el dirigente.


Ir arriba