Usted esta aquí
Home > Regionales >

Encontraron más de 25 kilos de cocaína en Puente Cero

Luego de semanas de investigación, la Policía de Río Negro logró dar con un importante cargamento de droga que tenía previsto partir en las próximas horas hacia Bariloche, para su comercialización. Los 25 kilos de cocaína secuestrados estaban escondidos en una chacra de Puente Cero, pero le pertenecían a unos narcos de Neuquén, que por conflictos con otras bandas, tuvieron que trasladarla de urgencia. Hay al menos tres detenidos.

En medio de un gran hermetismo, mejorinformado.com pudo averiguar que durante la mañana se hicieron seis allanamientos ordenados por el Juez Federal de Bariloche, Gustavo Zapata. A raíz de los datos conseguidos en esa ciudad, las disposiciones de la Justicia llegaron a Roca, donde el Juez Hugo Grecca autorizó dos procedimientos. Entre ellos una requisa en un campo en la zona de Puente Cero, en el límite entre Roca y Cervantes. 

De acuerdo a las fuentes consultadas, en esa chacra se pudo encontrar unos 25 kilos de cocaína, compactados y envueltos en paquetes de papel madera. Aparentemente, la droga habría llegado hace pocos días a esa propiedad, ya que le pertenece a una banda de Neuquén, pero que por problemas con otros grupos que comercializan cocaína, tuvieron que sacar el cargamento de aquella ciudad.

Por otra parte, se supo que el destino final del cargamento era una familia gitana de Bariloche. Precisamente allí fue donde se inició toda la investigación que derivó en el importante hallazgo. En un primer momento, el Juez Zapata ordenó procedimientos en el centro de la localidad, en el barrio San Francisco y también en el barrio El Frutillar.

Todos los allanamientos están vinculados entre si, ya que serían los domicilios de distintos miembros de la misma familia. Al analizar los teléfonos celulares, lograron identificar otros domicilios, que fueron después alcanzados por la orden del Juez Grecca. 

Para todos los procedimientos, la Justicia Federal convocó la Toxicomanía de la policía rionegrina, que estuvieron acompañados por el grupo especial COER y personal de distintas comisaría.

Según los primeros datos, la investigación se originó tras un ataque con armas de fuego que denunció una persona que intentó comprar una camioneta a un gitano que vive en la calle Rolando. A partir de allí, se inició un trabajo minucioso  para dar con el atacante, pero en el medio comenzaron a surgir datos de otros delitos además de la tenencia de armas de fuego.

 

Gentileza mejorinformado

Top