Usted esta aquí
Home > Regionales >

Feria de la Maipú, renovada y con mayor demanda

Asoma una nueva etapa en la Feria de calle Maipú. El tradicional espacio destinado a los productores, feriantes y vendedores parece retornar a su movimiento habitual, en esta época del año, cada fin de semana .

Con la llegada del otoño empieza a reactivarse el movimiento, todos los fines de semana. Dos manzanas, comprendidas entre Gelonch y Palacios, albergan cada fin de semana y feriados a unos 350 feriantes estables. En el recorrido por los distintos puestos se puede observar una gran concentración de ropa e indumentaria acorde a la estación, al igual que los puestos que ofrecen frutas y verduras.

Los artículos de electrónica son otra opción, igual que la venta de herramientas usadas y otras a estrenar. Esos dos rubros están entre los más cuestionados por los comerciantes formales de la ciudad, quienes plantean la necesidad de controles estrictos de parte del Estado para evitar la competencia desleal.

El horario de funcionamiento de la feria es sábados, domingos y también feriados de 8 a 20 hs.

También el inicio de las clases volcó a mucha gente a la feria en búsqueda de guardapolvos y delantales a precios accesibles.

“La ventas apuntan mucho a lo que es indumentaria para los chicos, abrigos para el invierno, ropa térmica, camperas, calzado, aumenta mucho el flujo de gente en la feria. La ropa de invierno va a venir con un aumento considerable y el primer recurso para muchos es la feria”, explica Roberto, uno de los referentes más antiguos de la feria.

El control de los municipales busca que los puestos estén en condiciones.

El rubro de los alimentos elaborados también tiene su espacio. Bajo un estricto control de Bromatología se ofrecen productos de elaboración dulce y casera.

Se incrementó el número de pedidos de puestos por parte de nuevos feriantes, cada vez son más los interesados.

La crisis económica y la pandemia volcaron a muchas personas a la feria en busca de precios accesibles. Las ventas se incrementan y surgen nuevos feriantes que se suman con nuevos puestos, cuentan los referentes.

Varios inspectores municipales recorren el predio, corroborando y firmando los permisos de habilitación. El importante flujo de personas obliga a extremar las medidas de sanitarias y de seguridad para evitar contagios de covid.

La falta de agua potable en el predio, uno de los pedidos de los feriantes

El predio de la feria cuenta con dos manzanas y veredas internas de cementos con espacios numerados para los feriantes. Uno de los pedidos que se escuchan por parte de los puesteros es la falta de suministro de agua potable en el predio.

“No tenemos agua potable y se podría hacer una conexión por parte del municipio para al menos tener canillas en el predio”, comentó uno de los feriantes con más años en la actividad.

Los baños habilitados para los trabajadores son los que se encuentran en el polideportivo Gimena López, ubicado sobre calle Maipú y Alfredo Palacios.

El municipio lleva un control de los puestos. “El feriante habitual viene todos los fines de semana, más allá del tiempo o alguna otra complicación”, aseguró.

(Gentileza lacomuna)

Top