Usted esta aquí
Home > Regionales >

Feriantes se opusieron al cierre y siguieron trabajando

Momentos de tensión se vivieron durante el fin de semana en la feria de la calle Maipú, en Roca, entre los feriantes, que se resistieron a suspender sus actividades y aseguraron que otro cierre como el de 2020 dejaría en absoluto desamparo a sus familias, y la policía de Río Negro.

Durante el sábado y domingo los inspectores municipales notificaron a los feriantes de que debían desocupar el lugar, pero se negaron a realizarlo. Es así que intervino la justicia de Río Negro. El jefe de fiscales Andrés Nelli fue el encargado de volver a notificarlos y les advirtió que de no cumplir serían desalojados por la fuerza pública. Enterados de la situación, un grupo de comerciantes se acercó al lugar para brindar apoyo a los feriantes. Ante esta situación, se desistió del desalojo.

“Somos trabajadores esenciales para nuestras familias. Y se lo dijimos a la intendenta Soria. Necesitamos trabajar, porque la mayoría de los que estamos acá no tenemos un trabajo formal y necesitamos mantener a nuestras familias”, señaló uno de los feriantes.

Desde el municipio, la directora de Habilitaciones Comerciales, Andrea Cornejo, precisó que la actividad está prohibida en el actual contexto sanitario. Además, los puso en conocimiento de que el municipio no iba a aportar los elementos que habitualmente dispone en la feria, entre ellos los baños químicos.

La feria tiene unos 30 puestos que siguieron abiertos pese a las amenazas de desalojarlos

Gentileza mejorinformado

Top