Usted esta aquí
Home > Regionales >

Fingía una transferencia bancaría y estafaba en corralones

Diversos corralones de Roca fueron víctimas de un estafador, que simulaba realizar una transferencia bancaria que nunca concretaba, se llevaba los materiales de construcción, apelando a la buena fe de los comerciantes, a quienes les mostraba el ticket y les decía que seguramente en las próximas horas se acreditaría el dinero en sus cuentas bancarias.

Ante repetidas denuncias de comerciantes, que coincidían al describir el sujeto que los había engañado, la Policía de la Comisaría 31° y el destacamento 104° de Parque Industrial logró unir las pistas y dio con el domicilio de un hombre, quien respondía a las características aportadas por las víctimas.

En las últimas horas, luego de obtener la orden judicial correspondiente, se realizaron dos allanamientos en la zona noreste de la ciudad, donde se logró secuestrar una importante cantidad de materiales de construcción, aunque no sería el total de la mercadería lograda producto de la estafa.

Según lo que se pudo saber, el hombre se presentaba como cualquier cliente en los distintos salones de venta de los corralones. Luego de realizar un pedido muy costoso, convencía a los vendedores que luego pasaba a buscar la compra, cuando realice la transferencias bancaria desde un cajero automático. A partir de allí comenzaba el ardid que era sencillo y le servía para convencer a los comerciantes.

El hombre iba a un cajero y fingía un depósito a través de las terminales denominadas buzones, el hombre realizaba toda la operación y emitía un ticket, que es el que se debe adjuntar al dinero y ponerlo dentro de un sobre que luego es depositado en el cajero. Pero faltaba un detalle en toda esta operación, el estafador nunca colocaba el dinero y sólo utilizaba ese ticket para enviarlo por WhattsApp a los comercios.

Al tener hora, fecha y la denominación del banco, le alcanzaba para engañar a los comerciantes. De esta manera fingía el pago e inmediatamente pasaba a retirar la mercadería. Aunque el dinero no se había acreditado, convencía a los vendedores de que la transferencia se había realizado y que era una cuestión de tiempo la acreditación, que seguramente no se había realizado de manera inmediata porque debía haber algún retraso en el sistema bancario.

De esa forma retiraba en su camioneta la mercadería y desaparecía sin dejar más rastros que las cámaras de seguridad de los comercios. Precisamente esas grabaciones fueron la principal herramienta con la que contó la Policía para lograr capturarlo, ya que comenzó a investigar y dio con el hombre, quien tiene antecedentes de este tipo de delitos en otros comercios.

Luego de las investigaciones y de detectar donde acopiaba los materiales de construcción comprados de manera fraudulenta, los uniformados consiguieron la orden de allanamiento e irrumpieron en dos propiedades, una de Liibertador al 2700 del barrio Malvinas y otra de la calle Austria y calle Pública, también del mismo barrio. Si bien se logró secuestrar una gran cantidad de materiales de construcción, de acuerdo a las denuncias, no sería la totalidad de la mercadería conseguida producto de la estafa.

Gentileza mejorinformado

Top