Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Gobierno ratifica el ritmo de depreciación del peso y descarta la dolarización

Gobierno ratifica el ritmo de depreciación del peso y descarta la dolarización

En medio del debate en el Senado sobre la Ley Bases y el paquete fiscal, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, presentará su primer informe de gestión en el que dará respuestas sobre temas clave como el dólar, el Impuesto a las Ganancias y la obra pública.

A través del Informe de Gestión número 139, el Gobierno ratificó que mantendrá el ritmo de depreciación del peso al 2% mensual y descartó la dolarización, pero confirmó la intención de avanzar con la «competencia de monedas», proyecto respaldado por el FMI.

En relación al tipo de cambio, el documento enviado al Senado especifica que no está previsto un cambio en el ritmo de variación mensual del tipo de cambio oficial para lo que resta del año 2024. Además, se descarta un salto abrupto del tipo de cambio o una aceleración en el ritmo de devaluación. Aunque también se ratifica la idea de avanzar con la «competencia de monedas» como fase final del proceso que inició en diciembre con el saneamiento del Banco Central.

El Gobierno, a través del Ministerio de Economía, declaró que la dolarización no está contemplada en la agenda económica. Sin embargo, se enfatizó en la importancia de mantener la libre competencia de monedas y se destacó el aval otorgado por el FMI. La finalidad de esta medida es fortalecer la economía y concluir con el proceso de saneamiento del Banco Central iniciado en diciembre.

Por otro lado, el informe no proporciona una cifra precisa respecto al valor del tipo de cambio ni a la tasa del Banco Central estimada para fin de año. Esto se debe a que las proyecciones macroeconómicas para 2024 están siendo actualizadas y revisadas en el marco de los dos proyectos de ley enviados al Congreso de la Nación: la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y la Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes.

En cuanto a las reservas del Banco Central, se confirmó que hasta el 30 de abril aún presentaban un saldo negativo de 864 millones de dólares. No obstante, se recordó que al asumir el gobierno actual, el rojo en la entidad ascendía a 11.200 millones de dólares. Además, se defendió la compra de divisas como parte de una estrategia monetaria y no como un freno a los pagos de importaciones.

La ratificación del ritmo de depreciación del peso y el rechazo a la dolarización por parte del Gobierno buscan mantener la estabilidad económica y fortalecer el proceso de saneamiento del Banco Central. La «competencia de monedas» se presenta como una alternativa que permitirá avanzar en la búsqueda de una economía sólida y competitiva, respaldada por el FMI.


Ir arriba