Gran cierre de año para el nadador Maxi Lencioni

Hay un momento en la vida de un adolescente en el que todo parece tentador: chances que se abren y experiencias prontas a descubrir. Al mismo tiempo es un instante clave para los atletas, cuando cuerpo y mente alcanzan un desarrollo específico.

Lograr los objetivos parece una cuestión de tiempo, pero también entran a jugar los recursos a disposición y las verdaderas posibilidades de triunfar.

A sus tempraneros 13 años el nadador Maxi Lencioni (Club del Progreso) logró establecer dos tiempos récord (provinciales) en el cierre de año, bajo la modalidad toma de tiempos.

Sorprendió, primero, en el natatorio del club Sportsman de Choele Choel al lograr -en los primeros días de diciembre la marca de 27’’ 27 milésimas para el tramo de 50 metros (libres) y en el club Deportivo Roca, una semana después, limó esa marca: 27’’ 17 milésimas.

El tiempo de la prueba no se mejoraba desde el año 2011; clavó 27’’ 17 milésimas en la toma de tiempos.

Así de especial y sorpresivo se le presentó a Maxi este cierre de 2020, atípico por el covid-19.

LA COMUNA logró telefónicamente una rica charla con Maxi, donde el deportista brindó detalles de sus inicios y aspiraciones que tiene en la natación.

P- Batiste tu propio récord. Venís nadando bárbaro… ¿Cómo se dio todo esto?

R- Sí. Fue un año especial, donde los entrenamientos fueron muy distintos; la verdad que se dio todo de forma impensada, tanto el primero como el segundo tiempo. Uno busca nadar lo mejor posible y salen estos tiempos.

Nacido en Roca, Maxi eligió sumergirse en una pileta de natación a consecuencia de su hermana y no salió más. Su vida transcurre en el agua, se entrena y compite, y seguirá compitiendo aseguró.

P- ¿Por qué la natación?

R- Es especial todo. En realidad fue mi hermana quien empezó (por una necesidad de salud) y yo un día le dije a mamá (Verónica) que también quería ir a nadar y así empezó todo, tenía unos 8 años creo. Me encantó y hoy disfruto de los entrenamientos y estoy en el equipo de Federados.

P- ¿Un estilo en particular?

R- Mariposa es mi favorito.

P- ¿Cuándo vuelven los entrenamientos?

R- Me parece que el 4 de enero. La idea es no estar parados mucho tiempo dijo el profe.

“Fue un año especial para todos. Estuvimos casi tres meses sin contacto con el agua; empezamos con entrenamientos a través de videollamadas, trabajos físicos. Después, de a poco, grupos pequeños, empezamos a ingresar al natatorio con protocolos; uno entrena de lunes a sábado cuando estas en el equipo y hay un esfuerzo grande y si vas avanzando a medida que vas avanzando”, resumió Maxi sobre las horas que le brinda a la natación.

P– ¿Un hobby?

R- El fútbol.

P– ¿Una comida?

R– Asado.

“No estoy en una etapa de comidas especificas, pero habrá que ir sabiendo, con el tiempo y el asesoramiento del profe, como alimentarse”, dijo Maxi.

P- ¿ La escuela?

R– Justito terminamos. Vamos a encarar 2° año (Escuela N° 151).

Tal es su alegría y pasión por la natación que habla de seguir entrenándose para soñar deportivamente.

Y si bien ahora no puede poner en palabras sus deseos más íntimos, esos que se animan a aparecer entre sueños, él sabe por dónde debe ir si quiere otros buenos tiempos.

Sabe que ha dado un paso importante, pero que sin la dedicación y el trabajo duro, esos buenos resultados habrán sido en vano.

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba