Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Habló el taxista atacado: «llegué casi desmayado al Hospital por la pérdida de sangre»

Habló el taxista atacado: «llegué casi desmayado al Hospital por la pérdida de sangre»

Saulo Liempi, el taxista atacado con una “punta” que recibió cinco puntos de sutura en una de sus manos, denunció a la empresa “Servi Taxi” por abandono de persona y se descargó contra sus compañeros de base, ya que “nadie se acercó a a preguntar cómo estaba”. En tanto, y como medida de precaución, la parada se trasladó 100 metros para estar más cerca de la comisaría.

 

“Estoy indignado con la empresa”, resaltó el tachero, que añadió: “Soy padre de familia; tengo tres hijitos por los cuales responder. Ahora quede en la nada sin trabajo por más de 10 días y nadie que responda por lo sucedido”.

 

Tras cuestionar la falta de atención de los otros taxistas, Liempi expresó que manejó solo hasta el hospital, donde “llegué casi desmayado por la pérdida de sangre”. Mientras tanto, el responsable de Servi Taxi “no se preocupó por nada; si hubiese sido otra persona hubieran movido cielo y tierra”.

 

Leé también: Atacaron a un taxista en la parada de las 1200 y terminó internado en el hospital

 

La agresión se produjo en la noche del jueves en la parada ubicada en Esquiú y Estrada, en las 1.200 Viviendas: “sufrí un ataque de parte de una persona que estaba drogada (…). Es vecino de la parada número 3 , viene siempre a pedir cigarros y yo le daba. Anoche el tipo estaba loco y se desquitó conmigo, me atacó con un cuchillo muy grande largándome varias puñalada por la ventana del auto tuve raspones en el cuello la cara y la puñaladas me las dió en la mano con las que me cubrí la cara. Me pusieron cinco puntos. Gracias a dios no me cortó un tendón”, expresó en el Facebook.

 

Pero dos compañeros de Liempi dieron una versión diferente. Oskar Bünter, taxista de la misma empresa, contó que se acercó al Hospital y dialogó con los policías que estaban resguardando el vehículo. “Me dijeron que el chofer estaba bien; que sólo tenía un corte visible en la mano”, afirmó.

 

En tanto, Jane Parada, operadora de la base, precisó que “en el momento que se escuchó la modulación de lo sucedido, le aviso a mís compañeros y salieron enseguida a acompañarlo, en todo momento la base estuvo pendiente de lo sucedido”.

 

Agregó que se le avisó que iba la ambulancia, pero que el agredido informó que “se desplazaba por sus medios al hospital. Así que la gente que dice que los compañeros no estuvieron es mentira. Trabajo en la empresa, y en ese horario estaba en otra plataforma y escuché en todo momento las modulaciones y el desplazamiento de todos”.

 


Ir arriba