Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Halloween roquense: Niños y niñas coparon el canalito disfrazados

Halloween roquense: Niños y niñas coparon el canalito disfrazados:

La celebración de Halloween, una costumbre importada que va ganando terreno en el país, se vivió este domingo en la ciudad.

Esta fecha que se celebra en muchas partes del mundo y es conocida también como Noche de Brujas o de Difuntos, genera mucha controversia en el país. Están quienes con numerosos argumentos, tanto netamentee religiosos como estrictamente tradicionalistas, rechazan la idea de que la celebración se instale en Argentina. Pero la tendencia va a camino a convertirse en una costumbre más del país. Seguramente no alcanzará la importancia que tiene en Estados Unidos, donde jóvenes y adultos vestidos de brujas o monstruos salen casa por casa diciendo “trick or treat” (truco o trato), pero cada vez más personas se suman. Sin ir más lejos, esta madrugada se multiplicaron las fiestas de disfraces en boliches de toda la zona.

Del otro lado de la grieta aparecen aquellas personas que entienden halloween como una de las tantas tradiciones extranjeras que, globalización mediante, llegan para quedarse. También aseguran que es una fecha más, como San Valentín (día de los Enamorados) que hace años tiene lugar en el calendario argentino. En el caso del 31 de octubre, es visto como unaa excusa justa para reunirse, disfrazarse y salir a pedir dulces, especialmente los niños y niñas.

“A las nenas y los nenes les encanta disfrazarse, de lo que sea, mostrar esos disfraces, salir a la calle así. Tampoco es que tienen tantos momentos para hacerlo”, dijo una mamá que esta tarde llevó a sus nenes a una reunión de brujas y otros seres mágicos y de terror que coparon el canalito.

El encuentro fue organizado por dos mamás en redes sociales y muchos aceptaron. 

“Nadie nos obligó, los nenes querían venir, así que buscamos un disfraz y vinimos. Se enojan porque no es una fiesta tradicional Argentina. Pero estamos llenos de festejos que no son nuestros. Siempre molesta lo nuevo”, contó un papá que orgulloso llevó a sus dos hijos a la plaza de canalito y Neuquén.

Lo concreto es que con seguidores y detractores, la plaza fue el punto de encuentro ideal para que brujas, hadas, magos, zombies y otros seres mágicos se juntaran esta tarde para jugar a la mancha,la escondida y hasta se tirasen del tobogán.

hadas y brujas

Gentileza anr

Ir arriba