Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Jubilados en crisis: La mínima apenas alcanza para cubrir una cuarta parte de la canasta básica

Jubilados en crisis: La mínima apenas alcanza para cubrir una cuarta parte de la canasta básica

La crisis económica en Argentina se profundiza con la falta de cumplimiento de las promesas de campaña del gobierno de Javier Milei, quien había asegurado que el peso del ajuste recaería en la casta política y no en los sectores más vulnerables.

Sin embargo, los jubilados son los más afectados por la escalada de precios y el incremento de la inflación, que ha llevado a la jubilación mínima alcanzar apenas una cuarta parte de la Canasta Básica de los Jubilados.

En un contexto donde el poder adquisitivo de los jubilados se ve gravemente afectado, el reciente aumento del 8% aplicado en junio no logra equiparar el creciente costo de vida. Con una jubilación mínima de 206 mil pesos, muy lejos de los 685 mil pesos que alcanzó la Canasta Básica de los Jubilados en marzo, se evidencia la difícil situación que atraviesan los adultos mayores en el país.

El desfasaje entre ingresos y gastos se acentúa con el paso de los meses, proyectándose que el costo de la canasta de un jubilado supere los 800 mil pesos en mayo, impactando especialmente en rubros costosos como medicamentos, cuyos precios han experimentado fuertes incrementos en el último año. Esta disparidad pone en peligro la capacidad de los jubilados para acceder a una vida digna, alejándolos cada vez más de una realidad sostenible.

Expertos en la materia advierten que la estimación del INDEC respecto a la Canasta Básica no refleja la situación real de los adultos mayores, cuyo gasto promedio mensual supera ampliamente los 200 mil pesos que se consideran como mínimos a nivel nacional. La falta de políticas efectivas para proteger el bolsillo de los jubilados se traduce en una alarmante caída del consumo, con consecuencias directas en la calidad de vida de este sector de la población.

Ante la creciente precarización de la situación de los jubilados y la imposibilidad de acceder a servicios básicos como medicamentos, se vislumbra un escenario de tensión social creciente. 


Ir arriba