Usted esta aquí
Inicio > Alto Valle >

KOKO MANTIENE LAS RUTAS DEL ALTO VALLE SIN LICITACIÓN

KOKO MANTIENE LAS RUTAS DEL ALTO VALLE SIN LICITACIÓN
KOKO MANTIENE LAS RUTAS DEL ALTO VALLE SIN LICITACIÓN

El gobierno de Río Negro renovó, sin llamado a licitación, el vínculo con la familia Trappa que mantendrá el servicio de transporte de pasajeros interurbano en el Alto Valle, la zona de mayor densidad poblacional de la provincia.

La última renovación volvió a ser de la misma manera. El gobernador Alberto Weretilneck decidió firmar el decreto en el que le extiende la concesión desde el 21 de febrero de este año para prestar servicio de transporte público de pasajeros desde Chichinales a Cipolletti hasta 2029.

Entre los argumentos que quedaron expuestos en el decreto 127/24, que recién salió publicado ayer (8 de abril), en los fundamentos se destaca que la prestataria cumplió «de manera eficiente» y que tuvo en cuenta «las necesidades de la población».

También, el Ejecutivo argumentó para la extensión de la concesión, “la ausencia de graves sanciones y/o quejas del público usuario» como consta en “el Informe Técnico realizado por el Área Líneas Regulares”, perteneciente al Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia.

La familia Trappa adquirió en diciembre de 2010 la empresa KoKo, a los hermanos allenses Julio y Luis Kopprio. De esta manera pasó a tener el monopolio, porque la ruta Roca-Neuquén, la compró cuando se quedó con la desaparecida El Valle que pasó a ser administrada por Vía Bariloche, la compañía que maneja el transporte de larga distancia en el país.

El grupo Vía Bariloche también es dueño de Catedral Alta Patagonia a cargo de la concesión del centro de esquí cerro Catedral, que fue beneficiado en 2020 con la extensión del vínculo hasta 2056, cuando aún estaba vigente el contrato.

KoKo ya contaba con las rutas del Alto Valle, a las que accedió por licitación pública en 2007, durante el gobierno del radical Pablo Verani. De allí en adelante todas las renovaciones fueron decididas por el Ejecutivo sin volver a convocar a otras empresas interesadas.

En el Decreto publicado en el Boletín Oficial, se aclara que “la inconveniencia de llevar adelante una licitación pública para la renovación de la línea, ya que la firma viene cumpliendo con sus obligaciones desde hace más de diecisiete (17) años en todos y cada uno de los recorridos”, por lo que “se considera oportuno renovar la concesión”.

El decreto se firmó durante la última semana de febrero, pero su publicación se vio demorada. En el medio, durante marzo, la empresa KoKo incrementó de manera unilateral sus pasajes sin acatar el límite impuesto por el gobierno, y fue el propio Weretilneck el que amenazó con aplicar sanciones o quitarle la concesión.

Luego existió un acuerdo y una drástica reducción de frecuencias que generó indignación en los usuarios por las condiciones en las que deben viajar con colectivos atestados de pasajeros.
 
 
 
 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

El gobierno de Río Negro renovó, sin llamado a licitación, el vínculo con la familia Trappa que mantendrá el servicio de transporte de pasajeros interurbano en el Alto Valle, la zona de mayor densidad poblacional de la provincia.

La última renovación volvió a ser de la misma manera. El gobernador Alberto Weretilneck decidió firmar el decreto en el que le extiende la concesión desde el 21 de febrero de este año para prestar servicio de transporte público de pasajeros desde Chichinales a Cipolletti hasta 2029.

Entre los argumentos que quedaron expuestos en el decreto 127/24, que recién salió publicado ayer (8 de abril), en los fundamentos se destaca que la prestataria cumplió «de manera eficiente» y que tuvo en cuenta «las necesidades de la población».

También, el Ejecutivo argumentó para la extensión de la concesión, “la ausencia de graves sanciones y/o quejas del público usuario» como consta en “el Informe Técnico realizado por el Área Líneas Regulares”, perteneciente al Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia.

La familia Trappa adquirió en diciembre de 2010 la empresa KoKo, a los hermanos allenses Julio y Luis Kopprio. De esta manera pasó a tener el monopolio, porque la ruta Roca-Neuquén, la compró cuando se quedó con la desaparecida El Valle que pasó a ser administrada por Vía Bariloche, la compañía que maneja el transporte de larga distancia en el país.

El grupo Vía Bariloche también es dueño de Catedral Alta Patagonia a cargo de la concesión del centro de esquí cerro Catedral, que fue beneficiado en 2020 con la extensión del vínculo hasta 2056, cuando aún estaba vigente el contrato.

KoKo ya contaba con las rutas del Alto Valle, a las que accedió por licitación pública en 2007, durante el gobierno del radical Pablo Verani. De allí en adelante todas las renovaciones fueron decididas por el Ejecutivo sin volver a convocar a otras empresas interesadas.

En el Decreto publicado en el Boletín Oficial, se aclara que “la inconveniencia de llevar adelante una licitación pública para la renovación de la línea, ya que la firma viene cumpliendo con sus obligaciones desde hace más de diecisiete (17) años en todos y cada uno de los recorridos”, por lo que “se considera oportuno renovar la concesión”.

El decreto se firmó durante la última semana de febrero, pero su publicación se vio demorada. En el medio, durante marzo, la empresa KoKo incrementó de manera unilateral sus pasajes sin acatar el límite impuesto por el gobierno, y fue el propio Weretilneck el que amenazó con aplicar sanciones o quitarle la concesión.

Luego existió un acuerdo y una drástica reducción de frecuencias que generó indignación en los usuarios por las condiciones en las que deben viajar con colectivos atestados de pasajeros.
 
 
 
 


(Gentileza mediosdelaire)
Ir arriba