Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

La actividad de las pymes industriales cayó 9,9% anual en febrero

La actividad de las pymes industriales cayó 9,9% anual en febrero

La industria manufacturera pyme continúa en una preocupante tendencia a la baja, alcanzando una retracción del 9,9% en febrero en relación al mismo mes del año anterior, a precios constantes. Este preocupante dato fue revelado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que además destaca que este es el tercer mes consecutivo en el que la actividad fabril presenta una caída significativa.

En los últimos meses, el desplome de la industria manufacturera pyme ha sido alarmante. En diciembre, se registró una disminución del 27% y en enero, del 30%. A nivel comparación mensual, desestacionalizada, también se reflejó un descenso del 7,7%. En lo que va del año, la actividad fabril ha caído un preocupante 21,7%.

El informe de la CAME también revela que las empresas operaron en febrero con un 70,9% de su capacidad instalada, manteniendo los niveles registrados en enero (70,8%). Esto evidencia que hay una significativa parte de la capacidad productiva que no se está utilizando.

 

Si bien hay una leve mejoría en la reposición de stock, con un 32,7% de las industrias manifestando tener problemas en este aspecto, es importante destacar que esta cifra es mucho menor en comparación a meses anteriores. Sin embargo, esto no es suficiente para revertir la preocupante tendencia a la baja en la actividad fabril.

Las subas de costos, especialmente en servicios y combustibles, se posicionan como la principal preocupación en el sector industrial durante el segundo mes del año. Las empresas consultadas en el relevamiento de la CAME manifiestan dificultades para trasladar estos incrementos a los precios en el contexto actual, lo que agrava aún más la situación de la industria manufacturera pyme.

Además, hay incertidumbre y preocupación por el impacto que podría tener la apertura de importaciones en algunos sectores, lo que generaría una mayor competencia para las empresas nacionales y agravaría aún más la situación de la industria manufacturera pyme.


Ir arriba