Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

La bajante de los ríos se mantendrá y planifican obras para garantizar la provisión de agua

La bajante de los ríos se mantendrá y planifican obras para garantizar la provisión de agua:

La bajante extrema de los ríos de la región, programada por la Autoridad de cuencas, se mantendrá hasta que se modifiquen las condiciones se sequía que está afectando a la zona cordillerana. La disminución de caudales empieza a afectar a las tomas de agua de las plantas potabilizadoras ubicadas sobre el Neuquén y el Negro y se estudian algunas obras menores para garantizar el suministro.

En Neuquén capital, la bajante del río Limay produjo severos inconvenientes en la provisión de agua a un 40 % de la población y el Ente Provincial de Aguas y Saneamiento tuvo que realizar unos pequeños diques en la zona de los balnearios para garantizar el ingreso de agua. Sobre el Neuquén, el personal de Aguas Rionegrinas efectuó algunas maniobras para permitir el ingreso a las tomas de las ciudades de Cinco Saltos y Cipolletti.

En las localidades ubicadas sobre el Negro, hubo algunos problemas en Fernández Oro y Chichinales, mientras que la planta de General Roca tuvo que trabajar con caudales mínimos. Las fuentes consultadas indican que ante esta situación se está diseñando un plan de emergencia. El objetivo, canalizar y embalsar sectores de los ríos para facilitar el ingreso de agua y garantizar el abastecimiento a las poblaciones.

La programación diseñada por la AIC para esta semana indica un caudal de 205 m/segundo para el río Negro. Un 50 % menos de lo que transportaba hasta principios de mayo. Y todo parece indicar que no habrá novedades hasta que se modifiquen las condiciones climáticas en la cordillera.

El objetivo es resguardar la altura de los embalses y limitar las erogaciones al mínimo posible en un momento del año en que se restringe la demanda por razones climáticas.

 

El Departamento Provincial de Aguas emitió una comunicación oficial alertando que los caudales salientes se incrementarán “en cuanto la situación meteorológica determine”.

También destacó que el objetivo de la actual restricción es mantener en los embalses “la cantidad de agua necesaria para asegurar el riego y demás usos en la próxima temporada de primavera-verano-otoño, y responde a la planificación de la situación de emergencia hídrica oportunamente declarada y luego ratificada por la AIC”.

Añadió que los caudales actuales “resultan suficientes para el abastecimiento de uso humano y en industrias”.

 

Gentileza anr

Ir arriba