Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

La confesión de Eva Anderson sobre la amistad de su hijo Bastian con Valentino, el hijo de Wanda

La confesión de Eva Anderson sobre la amistad de su hijo Bastian con Valentino, el hijo de Wanda

La relación entre Eva Anderson y Wanda Nara siempre fue motivo de polémica en los medios, pero parece que el tiempo y las circunstancias han cambiado las cosas. Años después de sus conflictos mediáticos, sus hijos mayores, Bastian y Valentino, han forjado una inesperada amistad.

Cuando Eva Anderson regresó al país junto a su esposo Martín Demichelis, muchas hablaban de la posibilidad de que su relación con Wanda Nara siguiera tensa. Sin embargo, la realidad demuestra lo contrario. Los hijos de ambas, ambos jóvenes promesas en el fútbol, coincidieron en River y eso ha sido el puntapié para que se convirtieran en grandes amigos.

Bastian y Valentino comparten no solo momentos en el club, sino también fuera de él y hasta en el colegio. La cercanía geográfica, ya que son vecinos, ha facilitado que puedan pasar prácticamente todo el día juntos. La complicidad entre ambos es evidente y sorprende a todos.

Valentino, el primer hijo de Wanda Nara, nació en Buenos Aires en enero de 2009, mientras que Bastian llegó unos meses después en Alemania, donde la familia de Evangelina Anderson y Martín Demichelis residían en ese momento. A pesar de las diferencias de origen, ambos adolescentes han sabido construir una amistad sólida y especial.

En una entrevista con Intrusos, Eva Anderson compartió detalles de la relación entre sus hijos y expresó su felicidad por la amistad que han cultivado: «Son muy amigos los chicos, comparten muchos momentos juntos y aparte somos vecinos, entonces están casi todo el día juntos». Además, recordó una anécdota reciente que muestra lo unidos que están: «Los otros días me iba al canal, veo a dos chicos con un patín eléctrico y eran ellos dos, Basti llevándolo a Valentino, se adoran, son muy amigos».

La guerra mediática entre Eva Anderson y Wanda Nara parece ser cosa del pasado. Eva mencionó que han pasado muchos años y que la época ha cambiado: «Ya pasaron muchos años, es distinto ahora, esa era otra época, me encanta encontrarme con gente que hace muchos años no veo y la verdad es que tengo los mejores recuerdos de cuando vivía acá». La reconciliación y la amistad entre sus hijos es una prueba de que los desacuerdos pueden ser superados.

Parece que Bastian y Valentino nos enseñan que el paso del tiempo y las circunstancias pueden transformar incluso las relaciones más complicadas. La amistad entre estos dos jóvenes es un claro ejemplo de que la conexión personal puede vencer cualquier barrera y unir a las personas más inesperadas.

 


Ir arriba