Usted esta aquí
Home > Regionales >

“La Feria” del productor al consumidor, el espacio que ya es un clásico en la ciudad

Desde el año 2009 los horticultores de la región venden sin intermediarios en «La Feria», el predio de calle 25 de mayo, uno de los centros de compra de referencia para los roquenses.

Por medio de la Asociación de Productores Hortícolas, conformada en 2009, se generó este espacio para que el consumidor compre sin intermediarios a un precio razonable. A poco de cumplir doce años distribuyendo la mejor producción de la región, los organizadores capean la pandemia para que este nuevo emblema de General Roca no se detenga.

En total, son nueve las familias que la organizan y también son nueve los puestos que atienden de lunes a sábado en el enorme predio al frente de las vías del ferrocarril, en calle 25 de mayo, muy cerca de calle Mendoza. Buen precio y calidad son los baluartes de una plaza comercial por la que transitan varios vecinos a la semana.

“Este lugar es una gran familia, el ámbito es muy lindo por la cordialidad y porque todos nos ayudamos”, cuenta Florencia, una de las encargadas de la organización. Junto a Norma regulan las actividades y velan para que exista una competencia leal. “Manejamos un precio unificado para que todos puedan vender”, advierten. Y agregan, sin dudarlo: “Lo importante es que todos podamos trabajar”.

Florencia y Norma tienen cada una su delantal y una enorme tranquilidad cuando hablan. Mientras dialogan con Gentileza sobre los detalles de la coordinación, sus familiares le consultan algo relacionado a la venta o saludan a clientes, que entran y salen del enorme tinglado. “La relación con la gente es buena, hay algunos que vienen desde que esto empezó”, repiten.


Para ambas, la organización tiene un solo objetivo: el beneficio colectivo. “Además de los precios, algunos pedidos los hacemos de manera unificada”, revela Norma. “Si es algo que no producimos, como bananas, hacemos un pedido en conjunto. Normalmente pedimos y las dividimos en partes iguales”, dice Florencia. Apenas termina la frase, la interrumpen para consultarles sobre cuánto vale una bandeja de frutilla. “¿Están ricas?”, pregunta una señora que arrastra un carrito desbordado de acelga. “¿Ves esas frutillas?, esas fueron de un pedido general”, dicen Norma y Florencia, al unísono, apuntando a uno de los puestos entre cajones apilados, balanzas electrónicas y mostradores.

También explican la logística necesaria para que la verdura tenga la calidad y frescura de siempre, esa que hace la diferencia: “Nosotros pensamos siempre en el vecino, le vendemos todo fresco. La mayoría de lo que está a la venta es muy probable que recién salga de la tierra”.

A diez días de un nuevo aniversario, en el que piensan al menos recordar el inicio de este largo camino y ofertar promociones, aseguran que, a pesar de la crisis, siempre se las ingenian para que los roquenses y las roquenses tengan la mejor opción en relación a la calidad y al precio. “Esta es una gran familia, acá nos conocemos todos y, por suerte, hay muy buena onda”, repiten.

De eso habla Damián, uno de los trabajadores más conocidos de la feria. Damián es el encargado de la puerta de ingreso y todos lo registran; la gorra de Boca Jr, sanitizante envasado y un termómetro digital en mano van siempre con él. Con la buena onda que lo caracteriza, digita el ingreso a La Feria y que se cumplan los protocolos. “La gente del lugar me ayudó, es un privilegio estar acá”, les agradece.

Damián no se olvida de los días más complicados por la pandemia, cuando los negocios estuvieron cerrados y el impacto del aislamiento los alcanzó. “Siempre nos cuidamos y cuidamos a los amigos que vienen, es un trabajo conjunto”, entiende.

Como en 2009, luego de que conformar la Asociación, los horticultores de Roca le hacen frente a la pandemia con toda la fuerza que los caracteriza. Y como aseguran, la organización hace la fuerza.

Gentileza anr

Top