Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

La Inteligencia Artificial ya dicta sentencias en el Poder Judicial de Cipolletti

La Inteligencia Artificial ya dicta sentencias en el Poder Judicial de Cipolletti

Desde hace dos semanas, el Poder Judicial de Cipolletti comenzó a trabajar con un programa de Inteligencia Artificial, que ya dictó sus primeros 100 fallos en la Unidad Contencioso Administrativa. El sistema comenzó a utilizarse en las jurisdicciones de Viedma y Roca. En total, desarrolló unos 5.000 fallos.

¿Esto significa que la informática va a reemplazar el criterio de un juez? ¿En qué casos se puede aplicar la IA en la justicia? ¿Será que un programa informático va a determinar mi responsabilidad legal en determinadas situaciones?

Parece que no hay que preocuparse tanto. En este primer paso, lo que hace la Inteligencia Artificial aplicada a la justicia es realizar aquellas tareas de comprobación y verificación de estadísticas y registros.

En esta primera etapa, se seleccionaron las sentencias monitorias en los procesos de ejecuciones fiscales. La Gerencia de Sistemas del Poder Judicial estuvo a cargo del desarrollo.

Un ejemplo concreto: cuando la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro presenta una demanda, el sistema de IA corrobora la legalidad del certificado de deuda, es decir, que tenga toda la información necesaria y que sea sólida.

Luego verifica si estos datos coinciden con el certificado de deuda: por ejemplo, que el DNI o CUIT qué figura se ajuste a la información que ingresa en la demanda. Si todo es correcto, el sistema genera el expediente de forma automática. En otro tipo de procesos, la creación del expediente digital requiere de la intervención del personal del organismo.

También controla si la persona demandada se encuentra en algún juicio universal: sucesión o quiebra. Si ese fuera el caso, alerta al operador para que elija continuar o detener el proceso y tomar la decisión que corresponda.

Una vez que se constata la información, la IA genera la sentencia monitoria de acuerdo a un modelo consensuado por los jueces y juezas del fuero Contencioso Administrativo. Si durante los controles automáticos se detecta algún dato inválido, el sistema arroja un mensaje para la corrección. Si se supera la etapa de verificación, la sentencia queda en condiciones de ser firmada. Para llegar a esta instancia, hubo un trabajo de acuerdo previo entre los jueces para la regulación de honorarios. El sistema, en este momento, aplica dos fórmulas según el monto de la ejecución.

La Unidad Contencioso Administrativa de Viedma y la de Roca fueron las primeras en ponerse en marcha en la provincia y participaron del proceso de entrenamiento del desarrollo de Inteligencia Artificial. El 18 de septiembre, se incorporó la Unidad de Cipolletti. Los tres organismos dictaron 5.998 sentencias monitorias. Bariloche se encuentra en un período de transición con los concursos avanzados para elegir juez o jueza del fuero.

El desarrollo se utiliza para procesos estandarizados y repetitivos, en los que la Inteligencia Artificial permite sustituir un control formal que antes hacía un empleado o empleada con un mayor grado de certeza o menor posibilidad de error. Las sentencias continuarán siendo fundadas, y eso quedará en manos de jueces y juezas. Las ejecuciones fiscales representan, aproximadamente, la mitad de los procesos que ingresan anualmente a los fueros Civiles y Contencioso Administrativo. En función de ese porcentaje, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) optó por estandarizar el dictado de fallos mediante la aplicación de un desarrollo propio con IA.

En resumen:
Resumen del contenido en 180 palabras

Desde hace dos semanas, el Poder Judicial de Cipolletti comenzó a trabajar con un programa de Inteligencia Artificial, que ya dictó sus primeros 100 fallos en la Unidad Contencioso Administrativa. El sistema comenzó a utilizarse en las jurisdicciones de Viedma y Roca. En total, desarrolló unos 5.000 fallos.

¿Esto significa que la informática va a reemplazar el criterio de un juez? ¿En qué casos se puede aplicar la IA en la justicia? ¿Será que un programa informático va a determinar mi responsabilidad legal en determinadas situaciones?

Parece que no hay que preocuparse tanto. En este primer paso, lo que hace la Inteligencia Artificial aplicada a la justicia es realizar aquellas tareas de comprobación y verificación de estadísticas y registros.

En esta primera etapa, se seleccionaron las sentencias monitorias en los procesos de ejecuciones fiscales. La Gerencia de Sistemas del Poder Judicial estuvo a cargo del desarrollo.

Un ejemplo concreto: cuando la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro presenta una demanda, el sistema de IA corrobora la legalidad del certificado de deuda, es decir, que tenga toda la información necesaria y que sea sólida.

Luego verifica si estos datos coinciden con el certificado de deuda: por ejemplo, que el DNI o CUIT qué figura se ajuste a la información que ingresa en la demanda. Si todo es correcto, el sistema genera el expediente de forma automática. En otro tipo de procesos, la creación del expediente digital requiere de la intervención del personal del organismo.

También controla si la persona demandada se encuentra en algún juicio universal: sucesión o quiebra. Si ese fuera el caso, alerta al operador para que elija continuar o detener el proceso y tomar la decisión que corresponda.

Una vez que se constata la información, la IA genera la sentencia monitoria de acuerdo a un modelo consensuado por los jueces y juezas del fuero Contencioso Administrativo. Si durante los controles automáticos se detecta algún dato inválido, el sistema arroja un mensaje para la corrección. Si se supera la etapa de verificación, la sentencia queda en condiciones de ser firmada. Para llegar a esta instancia, hubo un trabajo de acuerdo previo entre los jueces para la regulación de honorarios. El sistema, en este momento, aplica dos fórmulas según el monto de la ejecución.

La Unidad Contencioso Administrativa de Viedma y la de Roca fueron las primeras en ponerse en marcha en la provincia y participaron del proceso de entrenamiento del desarrollo de Inteligencia Artificial. El 18 de septiembre, se incorporó la Unidad de Cipolletti. Los tres organismos dictaron 5.998 sentencias monitorias. Bariloche se encuentra en un período de transición con los concursos avanzados para elegir juez o jueza del fuero.

El desarrollo se utiliza para procesos estandarizados y repetitivos, en los que la Inteligencia Artificial permite sustituir un control formal que antes hacía un empleado o empleada con un mayor grado de certeza o menor posibilidad de error. Las sentencias continuarán siendo fundadas, y eso quedará en manos de jueces y juezas. Las ejecuciones fiscales representan, aproximadamente, la mitad de los procesos que ingresan anualmente a los fueros Civiles y Contencioso Administrativo. En función de ese porcentaje, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) optó por estandarizar el dictado de fallos mediante la aplicación de un desarrollo propio con IA.

en español


Resumen del contenido en 180 palabras

Desde hace dos semanas, el Poder Judicial de Cipolletti comenzó a trabajar con un programa de Inteligencia Artificial, que ya dictó sus primeros 100 fallos en la Unidad Contencioso Administrativa. El sistema comenzó a utilizarse en las jurisdicciones de Viedma y Roca. En total, desarrolló unos 5.000 fallos.

¿Esto significa que la informática va a reemplazar el criterio de un juez? ¿En qué casos se puede aplicar la IA en la justicia? ¿Será que un programa informático va a determinar mi responsabilidad legal en determinadas situaciones?

Parece que no hay que preocuparse tanto. En este primer paso, lo que hace la Inteligencia Artificial aplicada a la justicia es realizar aquellas tareas de comprobación y verificación de estadísticas y registros.

En esta primera etapa, se seleccionaron las sentencias monitorias en los procesos de ejecuciones fiscales. La Gerencia de Sistemas del Poder Judicial estuvo a cargo del desarrollo.

Un ejemplo concreto: cuando la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro presenta una demanda, el sistema de IA corrobora la legalidad del certificado de deuda, es decir, que tenga toda la información necesaria y que sea sólida.

Luego verifica si estos datos coinciden con el certificado de deuda: por ejemplo, que el DNI o CUIT qué figura se ajuste a la información que ingresa en la demanda. Si todo es correcto, el sistema genera el expediente de forma automática. En otro tipo de procesos, la creación del expediente digital requiere de la intervención del personal del organismo.

También controla si la persona demandada se encuentra en algún juicio universal: sucesión o quiebra. Si ese fuera el caso, alerta al operador para que elija continuar o detener el proceso y tomar la decisión que corresponda.

Una vez que se constata la información, la IA genera la sentencia monitoria de acuerdo a un modelo consensuado por los jueces y juezas del fuero Contencioso Administrativo. Si durante los controles automáticos se detecta algún dato inválido, el sistema arroja un mensaje para la corrección. Si se supera la etapa de verificación, la sentencia queda en condiciones de ser firmada. Para llegar a esta instancia, hubo un trabajo de acuerdo previo entre los jueces para la regulación de honorarios. El sistema, en este momento, aplica dos fórmulas según el monto de la ejecución.

La Unidad Contencioso Administrativa de Viedma y la de Roca fueron las primeras en ponerse en marcha en la provincia y participaron del proceso de entrenamiento del desarrollo de Inteligencia Artificial. El 18 de septiembre, se incorporó la Unidad de Cipolletti. Los tres organismos dictaron 5.998 sentencias monitorias. Bariloche se encuentra en un período de transición con los concursos avanzados para elegir juez o jueza del fuero.

El desarrollo se utiliza para procesos estandarizados y repetitivos, en los que la Inteligencia Artificial permite sustituir un control formal que antes hacía un empleado o empleada con un mayor grado de certeza o menor posibilidad de error. Las sentencias continuarán siendo fundadas, y eso quedará en manos de jueces y juezas. Las ejecuciones fiscales representan, aproximadamente, la mitad de los procesos que ingresan anualmente a los fueros Civiles y Contencioso Administrativo. En función de ese porcentaje, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) optó por estandarizar el dictado de fallos mediante la aplicación de un desarrollo propio con IA.

en español


Gentileza anr
Ir arriba